Primera rectora de la UNA promete más fondos para ciencia y aumentar número de investigadores

0
367
Dra. Zully Vera de Molinas, rectora electa de la Universidad Nacional de Asunción. (Gentileza)
6 min. de lectura

La Dra. Zully Vera, electa este martes 16 de abril como rectora de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), dijo que el principal foco de atención de su mandato serán las políticas de investigación y desarrollo. En conversación con Ciencia del Sur prometió mayores fondos para ciencia y fortalecer el recientemente formado CETTRI. También quiere aumentar el número de investigadores.

Luego de casi 130 años de surgimiento, la UNA tendrá a partir de mayo, cuando asuma, a la primera mujer rectora, quien aseguró que se garantizará tanto la investigación pura como la aplicada y que todas las áreas de la ciencia tendrán su espacio. Además, quiere mejorar los programas de posgrado que estén vinculados a la investigación.

La UNA, además de la más antigua y más grande, es la universidad paraguaya que tiene el mayor número de docentes-investigadores con dedicación completa (60) y es la institución más beneficiada con los proyectos adjudicados en ProCiencia del Conacyt. También cuenta con un programa de Jóvenes Investigadores, que anualmente convoca a estudiantes y egresados recientes que se insertan en la ciencia.

Zully Vera de Molinas (1966) es química analítica y farmacéutica por la Universidad Nacional de Asunción, donde también realizó su doctorado en ciencias farmacéuticas. Tiene una especialización en gestión de la calidad y desde 2016 es decana de la Facultad de Ciencias Químicas de la UNA. Ocupó la coordinación del Centro de Información de Medicamentos de la universidad y fue docente-investigadora del área de farmacia.

Cuenta con varias publicaciones científicas arbitradas. Sus líneas de investigación tienen que ver, especialmente, con la farmacia clínica, farmacovigilancia y gestión de medicamentos. Es académica de número y fundadora de la Academia de Ciencias Farmacéuticas del Paraguay. Fue directora de educación farmacéutica del Foro Farmacéutico de las Américas (OPS) y llegó a la presidencia de la Organización de Farmacéuticos Iberolatinoamericanos de Paraguay (OFIL).

En su extenso currículum también se menciona que fue profesora titular de gestión de la calidad en la carrera de farmacia y catedrática de farmacia clínica y atención farmacéutica del doctorado en farmacia.

Obtuvo varias becas y premios. Entre ellos: Beca del rectorado de la UNA, Beca de la Fundación FIP para Jóvenes Investigadores y Beca Eramus-Mundus. Obtuvo premios por sus trabajos sobre “Hábitos alimentarios de estudiantes de la Facultad de Ciencias Agrarias” y por “Uso racional de medicamentos. Farmacia va la escuela”.

Todas las áreas de la ciencia

estudiantes investigadores
Campus de la Universidad Nacional de Asunción. La UNA es la universidad más grande que tiene actualmente Paraguay. (Ciencia del Sur)

En base a nuestra Plataforma de Gobierno, estaremos fortaleciendo la investigación, promoviendo y gestionando la investigación pura y aplicada, en todas las áreas. Transfiriendo tecnología y servicios a los sectores que necesitan, a nivel de instituciones estatales y privadas, estimulando la participación conjunta de docentes investigadores y estudiantes. Esto, mediante sinergias en la comunidad científica, como contribución a la búsqueda de soluciones de los problemas vinculados a la realidad nacional”, afirmó Vera a Ciencia del Sur.

La farmacéutica aseguró que se fortalecerá la capacidad institucional de la UNA, articulando un trabajo coordinado de las direcciones y departamentos de investigación de cada unidad académica y centros de investigación que posee actualmente la institución.

El estatuto y reglamentos de la UNA establecen los ejes misionales de la universidad, y entre ellos se estará impulsando que junto con los Docentes-Investigadores, y el apoyo entre investigadores, se pueda fortalecer número de docentes investigadores. Tanto en cantidad como en calidad y así formar una masa critica que apoye en la investigación”, sostuvo,

También prevé fortalecer el programa de posgrado en el área de investigación, asi como lo que se ya está realizando en varias unidades académicas e institutos de investigación.

La Dra. Vera tiene varias propuestas a implementar a corto y mediano plazos, entre ellas:

1. Destinar más fondos para la dotación de los recursos necesarios para la investigación.

2. Crear una Base de Datos que contenga un listado de equipos existentes destinados al servicio e investigación de cada unidad académica, institutos y centros de investigación. De esta manera se pretende optimizar la gestión de recurso para el desarrollo y ejecución de los proyectos de investigación e innovación, entre las diferentes unidades académicas e institutos en la UNA.

3. Impulsar la creación de un organismo de gestión para captación y ejecución de los proyectos con recursos externos de la UNA.

La Dra. Zully Vera quiere destinar más recursos a Investigación y Desarrollo en la universidad que dirigirá. (Gentileza)

El programa de la próxima rectora incluye fortalecer el recientemente creado Centro de Transferencia de Tecnologías y Resultados de Investigación (CETTRI) – DGICT, que actúa de núcleo articulador entre la gestión de los conocimientos generados en la universidad y su utilización tanto en el mercado como en la sociedad.

El CETTRI tiene el objetivo de solucionar problemas reales del Paraguay e impulsar la cantidad y calidad de las investigaciones, generando patentes para nuevos productos o innovaciones para los diferentes ejes de desarrollo de Paraguay. Además de crear nuevos servicios”, manifestó.

El actual responsable del CETTRI es el bioquímico y divulgador científico Ariel Insaurralde Alviso.

Cambiar el paradigma de la UNA

Definitivamente necesitamos cambiar nuestro paradigma. Nuestro modelo de universidad que tenemos no es acorde a nuestros tiempos. Si queremos desarrollar investigación de relevancia y alta calidad precisamos cambiar nuestro modelo. Necesitamos mayor cantidad de investigadores con dedicación completa”, manifestó a Ciencia del Sur la Dra. Inocencia Peralta, actual directora de la Dirección General de Investigación Científica y Tecnológica (DGICT) de la UNA.

Para la también bioquímica, no es recomendable que la investigación sea simplemente una actividad suplementaria o anexa a la docencia, sino que sea una actividad primordial y que los investigadores tengan tiempo para desarrollar sus líneas de investigación. Por ello, insistió, se precisa una mayor inversión en ciencia, además de establecer líneas prioritarias.

Por ello se necesita un plan estratégico para la investigación, para conseguir la consolidación y desarrollo tanto de la ciencia como de la tecnología.

Necesitamos consolidar los equipos de investigación. Crear grupos y trabajar de manera multidisciplinaria. No queremos que cada grupo esté encerrado en su unidad, sino que debemos trabajar en red, con todas las unidades y centros de investigación. Pero debe ser con un nuevo modelo. También nos falta visibilizar más las investigaciones y a nuestros científicos”, dijo Peralta.

Según la directora de investigación, además se debe crear una base de datos, contar con una política editorial y de comunicación de los trabajos científicos. Eso significa invertir mucho más en publicaciones y terminar con el aislamiento que tienen varias investigaciones.

En la UNA necesitamos trabajar como una universidad. Es momento de hablar de una vicerrectoría de asuntos académicos y de investigación, como en otras universidades modernas. Pero debemos trabajar muy bien, porque falta cambiar todo, incluyendo el pensamiento sobre la educación superior. Tenemos muy buenos investigadores y proyectos de real relevancia, pero no tenemos consolidación”, añadió.

Peralta señaló que hay proyectos que tienen enfoques transitorios y no cuentan con continuidad, por lo que se pierden con el tiempo. Por ello, aseguró, pocos investigadores tienen una productividad sostenida o poseen tres o cuatro artículos científicos al año. Dijo que es un error que varios proyectos dependan de las financiaciones coyunturales.

Otro aspecto importante y necesario, en términos de la bioquímica, es la internacionalización de la investigación. “Debemos entrar a formar parte de grandes redes de investigadores. Trabajar en grupos multidisciplinarios y hacer visible eso. Hay que cuidar a nuestros investigadores porque hemos llegado al momento en que se criminalizó al investigador. Se creyó que no se respondía a las necesidades del país y que dar dinero a la ciencia era un gasto innecesario”, indicó.

La bioquímica aseveró que esta elección, en la que ganó la Dra. Vera, mostró como nunca la relevancia de la investigación, por lo que la UNA se encuentra en un momento clave. Comentó que la Asamblea Universitaria tiene actualmente en su poder el estudio de las primeras políticas de investigación, exclusivamente de ciencia y tecnología, lo que podría permitir nuevos avances para toda la comunidad académica.

Dra. Inocencia Peralta, bioquímica y directora de la DGICT de la Universidad Nacional de Asunción. (Gentileza)

Por último, dijo que la iniciación científica ya debe contar con un presupuesto, que permita mejorar el programa de Jóvenes Investigadores y con el cual la UNA ganó varios premios a nivel local e internacional.

Seguimos siendo líder en investigación, pero debemos desarrollarnos más. La UNA tiene mucho potencial y eso se debe aprovechar. Con un presupuesto para iniciación científica vamos a poder formar a los investigadores. Con eso haríamos gestión del conocimiento. Falta un recambio para los investigadores que salen. Algunos científicos se jubilan o salen de la UNA, por eso necesitamos un recambio. Finalmente, el beneficio de investigación lo tienen tanto la UNA como todo el país”, finalizó Peralta.

Una investigadora entre los rectores

La UNA surgió en setiembre de 1889, siendo Paraguay uno de los últimos países en contar con una universidad en Sudamérica. Revoluciones, levantamientos y crisis institucionales hicieron tambalear la educación superior en varios periodos de la historia. Incluso, en diferentes años la universidad estuvo intervenida.

La última vez que hubo revueltas fue en setiembre de 2014, cuando se descubrieron hechos de corrupción que forzaron la salida del entonces rector Froilán Peralta y varios decanos. El movimiento tomó el nombre de “Una no te calles”.

Desde su fundación hasta hoy, la UNA tuvo en total 37 rectores, sin contar con los interventores. De ellos, 20 fueron abogados, 8 médicos, 4 químicos y farmacéuticos, 2 ingenieros, 1 economista, 1 veterinario y 1 analista de sistemas. Vera será la quinta química y farmacéutica en asumir el máximo cargo de la institución.

De todos los rectores, solo algunos hicieron investigación y cinco llegaron, en algún momento, a la Presidencia de la República del Paraguay.

 

Nota del Editor: El rector número 34 de la UNA en realidad fue el Dr. Ovidio Rebaudi, no Eusebio. Agradecemos al Dr. Herib Caballero por la corrección. Actualizado miércoles 17 de abril, a las 11:00 horas.

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, promedio: 3,82 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here