Electroquimioterapia en veterinaria: Aplicaciones en la lucha contra el cáncer en animales

4
282
4 min. de lectura

 

La electroquimioterapia (ECT) es una modalidad de terapia efectiva y poco invasiva para el control local de tumores primarios o metastásicos en medicina veterinaria y humana.

El fenómeno se basa en la acción que ejerce un campo eléctrico sobre la membrana celular externa, en la que se generan poros no selectivos de manera transitoria y permite la internalización y acumulación de agentes farmacológicos en la célula. En ausencia de esos poros no podrían ingresar y así se produce posteriormente la muerte celular.

Esta terapia permite el empleo de menor dosis de drogas antitumorales, reduciendo al mínimo los efectos tóxicos que se aprecian durante la quimioterapia convencional y multiplicándose el efecto letal en las células que fueron electroporadas cuando intenten replicar.

Se describen protocolos de ECT con medicamento de baja toxicidad natural por vía endovenosa para perros y gatos, o su uso directo en inyección intratumoral en dichas especies y en equinos.

Desde los primeros trabajos publicados en la década de los 80, la ECT está siendo empleada como herramienta terapéutica antitumoral en animales de diversos países de Europa, Asia y Estados Unidos. En Latinoamérica tomó fuerzas desde inicios de este siglo, siendo empleada en Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Perú y actualmente ya disponible en Paraguay, Ecuador, México, entre otros.

Existen en el mundo diferentes tipos de electroporadores, con electrodos de agujas gruesas, finas, electrodos de placas y de otras clases.

El equipo electroporador debe tener la capacidad de producir un campo eléctrico de cierta amplitud de voltaje mediante ciclos de pulsos que se mantienen por un corto periodo de tiempo, de tal manera que las células permanezcan viables, se formen los poros, penetre la droga y pueda ejercer su efecto en los días posteriores.

Selección del animal

¿Qué paciente es candidato para ser tratado con ECT? El tamaño tumoral, la localización y el estadio en el cual se encuentra el enfermo son tres aspectos principales a considerar inicialmente.

Masas de gran tamaño, o en zonas de difícil acceso como para lograr tratar el tumor completamente, o en pacientes con enfermedad metastásica avanzada, inmunodeprimidos y pobre estado general, limitan la efectividad de la ECT. Aunque esas condiciones también son limitantes para otras terapias, como cirugía oncológica o quimioterapia convencional.

Realizar ECT no implica renunciar a utilizar otras medidas terapéuticas, sino que puede ser empleada como parte de una estrategia general enfocada a cada paciente particular. Si bien la ECT tiene efectos sobre cualquier tipo de tumor, el objetivo es el control local del tumor, intentado acceder a un mayor tiempo de supervivencia con buena calidad de vida empleando ECT sola o combinada con otras modalidades de terapia.

Un paciente canino durante una sesión de electroquimioterapia, en el OSU Veterinary Teaching Hospital (VTH). (Oregon State University)

Estas son algunas de las indicaciones principales de ECT en medicina veterinaria:

-Tumores sólidos (no hematopoyeticos) en aquellos casos en que los propietarios no consienten la cirugía, o si las masas sean difíciles de extirpar con extracción de márgenes libres de células tumorales.

-Durante la cirugía, se puede electroporar el campo quirúrgico luego de la extirpación del tumor y antes de la sutura del área, con el objeto de eliminar células tumorales que allí persisten. Se conoce como ECT transoperatoria.

-Para reducir el tamaño tumoral y luego extirpar con márgenes de seguridad adecuado, denominado así a la ECT neoadyuvante.

-Sobre cicatrices de extirpaciones incompletas de tumores, para aumentar el tiempo libre de recaída local del tumor.

Usos de la ECT en caninos

Tumores de cara y cuello, intranasales, perianales, masas cutáneas o subcutáneas de localización múltiple, tumores en extremidades, en cerebro, riñones, adrenales, hígado, vejiga y órganos genitales, son algunos ejemplos en los que la ECT se ha utilizado con respuestas favorables y en desarrollo creciente.

Tumores que pueden ser tratados con ECT según el tipo de tejido son: carcinomas de células escamosas o basales, diversos tipos de sarcomas, melanomas, mastocitomas, carcinomas de vejiga o de otros órganos abdominales, meningiomas, gliomas y tumor venéreo transmisible resistente. También se está desarrollando la aplicación de ECT por vía laparoscópica y endoscópica.

El promedio de sesiones de ECT necesarias para lograr control local de un tumor que responde favorablemente a la terapia oscilan entre 1 a 2 sesiones, criterio que aplica en perros y gatos. La sesión de re tratamiento suele programarse luego de 30 a 45 días de la primera sesión, si es necesaria.

ECT y sus ventajas en gatos

Gatos con diferentes tipos de cánceres pueden ser tratados con electroquimioterapia. (Picryl)

Los sarcomas posinoculación, carcinoma de células escamosas (CCE) y mastocitomas de presentación múltiple son los tipos tumorales frecuentemente tratados con ECT en felinos, si bien puede indicarse en los casos mencionados en la sección de caninos.

Los CCE son tumores de frecuentes y de buen pronóstico si son tratados tempranamente con ECT. Estos tumores suelen generar lesiones erosivas en la piel y mucosas de nariz, orejas, párpados o labios, siendo de difícil control mediante cirugía en muchos casos. Tienen baja sensibilidad a quimioterapia convencional y son muy sensibles a radioterapia, pero esta no se encuentra accesible en muchas regiones.

Se debe tener sumo cuidado en ECT de lesiones tumorales en el plano nasal, ya que la inflamación que se genera luego del tratamiento puede producir taponamiento por costras y secreción de uno o ambos orificios nasales. De preferencia se programa dos o más sesiones de ECT para completar la terapia sobre todo el tumor.

Los sarcomas felinos pueden requerir ECT transoperatoria o adyuvante para prolongar el intervalo libre de enfermedad. La extirpación con márgenes libres de células tumorales es el principal método de control de esta enfermedad. Sin embargo, la localización y el tamaño de la masa limitan el éxito quirúrgico, de aquí surge la adición de la ECT como refuerzo terapéutico para producir un mejor control.

Consideraciones pre y pos ECT

Previo a cada sesión de ECT se solicitan estudios laboratoriales pre quirúrgicos, tales como hemograma, perfiles funcionales de riñones e hígado, coagulograma, radiografía, ecografía, y análisis que se consideren pertinentes para determinar enfermedades concurrentes.

El procedimiento de ECT de corta duración, se realiza bajo anestesia general inhalatoria y con un protocolo analgésico adecuado, pudiendo ser segura para pacientes adultos o gerontes, que sean aptos para recibir ECT y puedan beneficiarse con ella objetivamente.

El paciente vuelve a su hogar el mismo día del tratamiento, con prescripción de antinflamatorio y analgésico oral que aliviarán la inflamación y la necrosis que sufrirá la masa, y se lo cita a controles para evaluar evolución del tumor en las semanas siguientes. Habitualmente se decide una nueva sesión de ECT si luego de cuatro semanas se reinicia el crecimiento de la masa espontáneamente.

Bibliografía

-Ciria, H., & López, D. (2001). La electroquimioterapia: una nueva alternativa terapéutica en la oncología. Revista Cubana de Oncologia17(3), 188-194.

-Ogilvie, G., & Moore, A. (2008). Manejo del paciente canino oncológico: guía práctica para una atención compasiva. Buenos Aires: Intermédica.

-Tellado, M. & Maglietti, F. (2019). Manual de aplicación de electroquimioterapia en oncología veterinaria. En: Curso de electroporación y electroquimioterapia en medicina veterinaria. Buenos Aires: CEMV.

-Tozon, N., Lampreht Tratar, U., Znidar, K., Sersa, G., Teissie, J., & Cemazar, M. (2016). Operating Procedures of the Electrochemotherapy for Treatment of Tumor in Dogs and Cats. Journal Of Visualized Experiments: Jove, (116).

-Withrow, D. & Vail, M. (2007). Withrow & MacEwen’s small animal clinical oncology. St. Louis, Mo.: Saunders Elsevier.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Compartir artículo:

4 Comentarios

  1. Buenas noches Dr. cuál sería el precio de la electroquimioterapia en canes, exactamente usted me dio el resultado recientemente de mi perro raza pitbull “Attila” y recomienda dicho proceso, estoy en la pezquisa referente a todo lo que sería el proceso. Aguardo sus comentarios.
    Saludos, Paola.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here