“Debemos seguir creciendo en cantidad y calidad de investigación en Paraguay”

0
338
premio nacional de ciencia 2018
"Ubicación de Máquinas Virtuales para Infraestructuras Elásticas en Centros de Datos de Computación en Nube bajo Incertidumbre" es el trabajo premiado, autoría de Fabio López Pires, Benjamín Barán, Leonardo Benítez, Saúl Zalimben y Augusto Amarilla. (PTI)
2 min. de lectura

 

Discurso leído durante la entrega del Premio Nacional de Ciencia 2018.

Fabio López Pires *

El Premio Nacional de Ciencia es sin dudas el más importante reconocimiento que todo científico puede recibir en Paraguay. Tengo el honor de recibirlo hoy, junto con un excelente equipo de trabajo, representando el gran compromiso de seguir haciendo investigación relevante para el país.

La obra hoy premiada ha sido publicada en una de las más importantes revistas científicas del mundo en el área de Sistemas Computacionales de Futura Generación, lo que representa que grupos de investigación de Paraguay tienen la gran capacidad de contribuir con la comunidad científica en temas de relevancia internacional.

Este trabajo se basa en importantes aportes teóricos y experimentales en el área de computación en la nube, generando conocimiento inexistente, potenciando la capacidad nacional y buscando que por medio de técnicas de inteligencia artificial, podamos resolver problemas de gestión de recursos en centros de datos. Todo esto podría representar un gran desarrollo nacional, considerando este campo como una industria electrointensiva emergente en el mundo y que Paraguay es, por medio de Itaipu Binacional, líder mundial en generación de energía limpia y renovable.

Claramente, esto es solo un ejemplo de cómo aportes en la ciencia pueden incidir positivamente, mejorando las condiciones de un país.

“El mundo del hombre contemporáneo se funda sobre los resultados de la ciencia: el dato reemplaza al mito, la teoría a la fantasía y la predicción a la profecía”, decía el físico Mario Bunge. Conociendo las destacadas carreras científicas de los demás colegas que también reciben hoy reconocimientos por sus trabajos de investigación, no me queda la menor duda que, con el debido apoyo, la ciencia puede constituirse en un gran motor para el desarrollo del Paraguay.

Fabio López recibió el Premio Nacional de Ciencias de manos del Presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez. (PTI Paraguay)

Debemos seguir creciendo en cantidad y calidad de investigación. Actualmente, contamos solamente un poco más de 100 investigadores por cada millón de habitantes, cuando en países de la región como Argentina tenían ya en 2016 más de 1.200 investigadores por cada millón de habitantes. Hay aún cifras muy lejanas de potencias mundiales como Israel, Dinamarca, Finlandia, Corea y Suecia, que en promedio cuentan con más de 6.500 investigadores por cada millón de habitantes.

Tenemos aún un largo camino por delante, considerando la investigación como pilar base hacia la innovación tecnológica, camino que debe indefectiblemente iniciar en la formación del pensamiento científico y tecnológico en la educación inicial. Como paraguayos, grandes desafíos nos esperan.

Destacando la importancia de este premio y la gran labor realizada por la Comisión de Cultura de la Cámara Senadores, así como también de la Presidencia de la República, quisiera brevemente agradecer a los que dieron incondicional apoyo de nuestra investigación.

Mis agradecimientos a la Itaipu Binacional así como al Parque Tecnológico Itaipu, en la persona de la directora administrativa financiera, Lic. Maura Olazar. Gracias a estas instituciones por darme la oportunidad de cursar mis estudios de maestría y doctorado en Paraguay. Seguir fortaleciendo los programas nacionales de posgrado, y que más jóvenes paraguayos tengan las oportunidades que yo afortunadamente tuve, claramente es un camino que debemos seguir recorriendo para poder ser ese polo de desarrollo científico-tecnológico que tanto anhelamos.

Agradezco también a las autoridades y compañeros del Laboratorio de Investigación Científica y Aplicada de la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción, especialmente a mis colegas y coautores de la obra premiada: Dr. Benjamín Barán,  así como también a los ingenieros Leonardo Benítez, Saúl Zalimben y Augusto Amarilla. Haber trabajado con ustedes ha sido una experiencia única que espero podamos seguir viviendo.

Muchas gracias a mi familia, por estar siempre a mi lado y apoyarme incondicionalmente en todos mis proyectos de vida. Son, y siempre serán, el principal motivo que tengo para seguir siempre adelante.

Finalmente, el país espera que sigamos promoviendo las ciencias, por lo que recuerdo una frase del biólogo francés Louis Pasteur:

La ciencia es el alma de la prosperidad de las naciones y la fuente de todo progreso”.

¡Muchas gracias!

 

*Fabio López es doctor en computación por la Universidad Nacional de Asunción. Este año recibió el Premio Barbero y el Premio Nidia Sanabria, además Concurso Latinoamericano de Tesis de Doctorado.  Actualmente se desempeña como coordinador de Educación en el Parque Tecnológico Itaipu.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here