La pérdida del científico Hugo Checo nos deja tristeza y grandes desafíos

18
1190
hugo checo
Carlos Galeano, Fabiola Román y Hugo Checo. (Gentileza)
2 min. de lectura

 

Por Carlos A. Galeano Ríos *

La desolación de seguir tras la pérdida del querido amigo Hugo Checo Silva (Asunción, 1983 – Chicago, 2018).

Los humanos tendemos a formar fuertes vínculos con quienes han compartido intensas emociones con nosotros. Una persona que te pasó la mano en un momento de crisis, o alguien que compartió una épica historia de lucha y triunfo contigo, se convierte en el objeto de un especial afecto.

Los más afortunados hemos tenido la oportunidad de cruzarnos con algunas personas de singular generosidad, cuyo pasar por el mundo ha mejorado la vida de tantos y quienes con toda justicia se han ganado un gran aprecio de los coprotagonistas de su viaje por el mundo.

Hugo Checo era una de estas personas, alguien que mejoró la vida de literalmente cientos de estudiantes que pasaron por las aulas donde su desbordante energía, que siempre lo caracterizó, iluminaba el camino que los jóvenes buscaban transitar.

Es particularmente difícil combinar el cariño de muchos con la falta de pelos en la lengua y una agudísima inteligencia, pues estas dos últimas características llevan a la gente a soltar ácidas críticas que solo duelen más por ser certeras. Los críticos de cine suelen caer menos simpáticos que los villanos de las películas, pero Hugo de alguna manera conseguía ser protagonista, crítico y a la vez agente de unificación.

Varios amigos cercanos a Hugo compartíamos su frustración con la realidad nacional, especialmente con la universitaria, y fue en medio de la lucha como dirigentes estudiantiles donde formamos los lazos tan fuertes que hoy nos estrangulan la garganta al querer explicar cómo nos duele su muerte.

Hugo era un prometedor joven quien con mucho esfuerzo y sacrificio se abrió camino en la ciencia, migró a Brasil para hacer una maestría y luego un doctorado, financiado por becas brasileñas.

Se especializó en el estudio de la mecánica de la lubricación en motores y otros implementos. Culminado el doctorado pasó a trabajar en la ciudad de Lyon (Francia) en un laboratorio dedicado a simulaciones computacionales.

Era su primera visita a Chicago, adonde fue por una conferencia de tribología. Allí presentó sus más recientes avances. Deseaba seguir creciendo como investigador; buscaba insertarse en investigación industrial y semanas antes de su trágico fallecimiento hablaba con alegría de sus planes de visitar Paraguay y de recibir a sus familiares en Lyon en breve.

La reacción unánime ante la noticia ha sido la incapacidad de creer que tanto esfuerzo y tanta promesa pudiera haber sido víctima de tan absurdo final.

Para quienes compartimos el materialismo filosófico de Hugo, nos queda el consuelo de saber que trascender en las vidas que tocamos es la más genuina victoria sobre la muerte. Nos deja como herencia el recuerdo de todas las veces que mejoró nuestras vidas con su más pura buena voluntad, pero también la obligación de relevarlo en la tarea de mejorar el mundo con trabajo y amistad.

 

El Dr. Carlos Galeano Ríos es ingeniero y matemático egresado de la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Realizó su maestría y doctorado en el Instituto Nacional de Matemática Pura y Aplicada (IMPA) de Brasil. Actualmente es investigador asociado de la Universidad de Bath, en el Reino Unido. Sus líneas de investigación giran en torno a la matemática aplicada, física computacional y mecánica de fluidos. También es miembro de la Asociación Paraguaya Racionalista (APRA).

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (54 votos, promedio: 4,50 de 5)
Compartir artículo:

18 Comentarios

  1. Hermoso homenaje al amigo. Hay cosas incompresibles en la vida, una es la muerte prematura, Hugo dejó su huella e hizo su historia. Ahora habrá que aprender de ella.

  2. Nuestro querido amigo, gracias por todo. Tu presencia esta grabada en varias cosas de nuestro dia a dia. Va a ser muy dificil todo pero creo que fuiste muy feliz por aqui, haciendo lo que te gusta. Estaras siempre siempre en nuestros corazones Huguex.
    Tu amiga Fabix.

  3. Ex compañero de estudio, uno de los pocos amigos compatriotas que me quedaba acá en Francia, científico brillante y super genuino….. Tuve el gusto de conocer a sus colegas en Lyon y no es de extrañar que lo apreciaban igual que fue apreciado en todos los lugares le tocó estar…. Su profunda huella queda y deja un vacío difícil de asimilar… A tu memoria querido Hugo…
    El loco Britez… Como me llamabas

  4. No tuve la suerte de compartir mucho con Checo, fuí su alumno dos veces a los sumo y a pesar de estar en el mismo movimiento universitario, no coincidimos muchas veces, sin embargo su reputación lo precede, desde el mítico profesor de cursillo, hasta la persona que luchó por mejorar las condiciones en la FIUNA arriesgando todo. Creo que es un gran ejemplo a seguir, y su partida es una gran pérdida para toda la humanidad.

    Mis más sinceros pésames a la familia y a los amigos.

  5. Mi homenaje personal al Dr. Hugo Checo, a quien recuerdo como un joven alumno de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Asunción – FIUNA, lleno de entusiasmos y una inteligencia singular, brillante, por lo que luego fue mi ayudante de cátedra en Física 3, demostrando una responsabilidad y una capacidad de trabajo ejemplar, incluso con temas como la Teoría de la Relatividad o la Mecánica Cuántica, una verdadera promesa para el futuro de la ciencia en Paraguay.
    Mi profunda tristeza al ver truncada toda esa esperanza en la plenitud de su vida, cuando comenzaba a aportar significativamente al futuro del país. Sea entonces el recuerdo de su nombre una inspiración para todos los brillantes jóvenes de esa camada de talentosos ayudantes de cátedra, brillantes todos, que hoy están esparcidos por universidades y centros de investigación de todo el mundo con el compromiso moral de honrar al compañero, al amigo Hugo Checo.
    TE RECORDAREMOS POR SIMPRE, Hugo!!!!

  6. Gran pérdida para nuestro querido país. Más allá de tus tantos méritos académicos y profesionales, fuiste una excelente persona. Sin lugar a dudas tu huella indeleble quedará en aquellos que fueron alumnos, compañeros y colegas tuyos. Hasta siempre, Hugo.

  7. Un hasta siempre que queda corto para una enorme persona como el Dr. Checo, me tocó ser alumno suyo y me quedo con un recuerdo imborrable de su calidad como profesor. Mis condolencias para los familiares y allegados.

  8. Agradecida de haber tenido la oportunidad de caminar a su lado en la facultad! Y comparto como Carlitos, que las experiencias compartidas crearon lazos tan fuertes que se pudieron sostener a pesar de las distancias!!

  9. El dolor y el asombro que causó tu partida solo podrá ser paliado (parcialmente) con el compromiso que nos dejas como amigos y colegas tuyo de construir por y para el Paraguay independientemente de donde nos encontremos. Tu supiste hacer patria donde ibas, supiste hacer amigos y el vacío que dejas es tan grande que tomara un tiempo asimilarlo.. Me queda solo ser agradecido por el tiempo compartido que siempre quedara en cada uno de nosotros. Hasta siempre Hugao..

  10. Hace muchísimo no trataba con él, pero el recuerdo de la facultad y la impresión que me quedó cuando nos veíamos en la facultad, siguen intactos: Excelente persona, apasionado por todo lo que nos enseñaba, con verdaderas ganas de ayudarnos a aprender. Tanta capacidad, inteligencia, honestidad apagados.. cuesta muchísimo creer
    Muchísimos sentimos tu partida, aunque nuestros caminos se hayan distanciado, todos te recordamos de la mejor forma. Fuerza para todos los que si le tuvieron de cerca, ya sea física o espiritualmente, no va a ser lo mismo sin él 🙁

  11. Nunca antes mejor dicha la frase “los buenos se van antes”. Personalmente, la pérdida de Hugo me hace reflexionar acerca de la fragilidad de la vida, y creo que el mejor homenaje que le podemos hacer es recordarlo siempre por lo buena persona que fue, y contarles a los que no tuvieron la suerte de conocerlo que se fue un grande!

  12. Qué pena para el país (al igual que para sus amigos, alumnos, profesores colegas y parientes).
    Me da pena porque conozco a grandes personas, paraguayas, recién cuando, y porque se mueren.
    Me da esperanza: porque Paraguay sigue dando buenos hijos.

  13. Excelente persona por sobretodo. Tuve el privilegio de ser su alumno ya en el cursillo de ingreso. De su distinguida carrera profesional ya no me queda mucho por decir, pero si destaco su lucha constante por una FIUNA mejor. Gracias por todo, querido Checo!

  14. Huguito. Te conocí siendo muy jovencito. Fuiste mi estudiante un tiempo muy breve. Pero de alguna forma seguí tu proceso de formación. Eras de una camada de “notables”. Todxs muy inteligentes. Y siempre con una enorme y generosa sonrisa. Resaltaba siempre tu Don de gente “Gente reko”. Buen viaje Huguito.

  15. Fuimos compañeros hace 16 años en la facultad y a pesar de nunca más tener contacto con Hugo, simpre le contaba a mi señora, hasta hoy en día: “Vos sabés que tenía un compañero brillante, Hugo, de una inteligencia simple y siempre en el punto, energético y sonriente pero inclusive al ser mucho más rápido que nosotros mentalmente, nunca soberbio, siempre compartiendo su sabiduría”
    Au revoir Hugo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here