7 min. de lectura

 

Una docente-investigadora de la Universidad Nacional de Itapúa (UNI) becada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) cometió fraude académico, según lo dictaminado por una comisión de renombrados científicos paraguayos. El organismo público suspendió a Liliana Talavera Roa el pago de la beca por un doctorado, la inhabilitó a participar de sus convocatorias y pidió a la UNI que se expidiera sobre el caso.

La comisión, integrada por la Dra. Fátima Mereles, el Ing. Horacio Feliciángeli y el Dr. Esteban Ferro, concluyó que varias partes de la tesis Marco normativo sustentable de la reserva para el Parque San Rafael (2013) de Talavera, en la maestría de Gestión Ambiental impartida por la UNI y solventada por el Conacyt, fueron directamente copiadas de otra tesis: Acceso y uso del recurso forestal y escenarios de sostenibilidad en la Reserva de Recursos Manejados San Rafael, Paraguay (2004) de la ingeniera forestal Stella Mary Amarilla Rodríguez.

A la izquierda, la tesis de la Ing. Amarilla; a la derecha, la tesis de la Abog. Talavera. (Draftable)

Talavera publicó también su trabajo en 2014 en formato de artículo en la Revista sobre Estudios e Investigaciones del Saber Académico de la UNI, número 8, páginas 58-62. Sin embargo, el artículo ha sido eliminado del sitio de la revista sin aviso alguno de retractación, como evidencia esta copia de archivo del 2016.

Talavera, quien cursa un doctorado también solventado por el Conacyt, copió varios fragmentos de la tesis de maestría de la Ing. Stella Amarilla presentada en Costa Rica, sin mencionar fuentes y hasta de manera literal, dictaminó el Conacyt. La afectada había denunciado el hecho a través de una carta al consejo en diciembre de 2017, con copia al rector de la UNI y actual presidente del Consejo Nacional de Educación Superior, Hildegardo González.

Tras haber recibido la denuncia y no haber llegado a un acuerdo amigable entre las partes, el Conacyt conformó a fines de marzo de 2018 una comisión de ética para analizar el caso.

Tras un análisis exhaustivo, la comisión llegó a la conclusión de que hubo fraude académico. Así expuso la Dra. Mereles el 22 de mayo de este año en representación de la comisión ante el consejo del Conacyt:

“A partir de los análisis realizados por cada miembro de manera individual y puestos en común para su discusión de manera conjunta, se concluyó que porciones relevantes de la tesis perteneciente a la Ing. Ftal. Stella Mary Amarilla Rodríguez se reproducen en la tesis perteneciente a la Abog. Liliana Talavera Roa sin hacer mención de su origen. La similitud, que en algunos casos alcanza alto grado de identidad en secciones que deben ser productos de observaciones originales como la de los resultados y las conclusiones, constituyen indicios de la comisión de apropiación y reproducción de contenido de trabajo previo y que no se limitan a una omisión de citas bibliográficas”, dice el dictamen.

Los investigadores señalan como principal responsable del plagio a la Abog. Talavera Roa, empero, también especifican que tienen una cuota de responsabilidad la tutora Dra. Estelvina Rodríguez Portillo, así como la universidad, en este caso la UNI, por la ausencia de mecanismos que eviten el plagio. Lo llamativo, según consta en el acta 504 del consejo, es que cuando la UNI se enteró de la denuncia no consultó con otros expertos independientes, sino que convocó a la tutora cuestionada.

La Dra. Rodríguez se desempeña como directora de Investigación de la Facultad de Ciencias y Tecnología de la UNI, ha sido tutora de varias tesis de grado y posgrado, participa de investigaciones financiadas por el Conacyt y fue categorizada en dos ocasiones como candidata a investigadora en el PRONII, por lo que además de su salario recibía dinero público destinado a la producción científica.

 

Sanciones a los responsables

El acta 504 evidencia el plagio de la abogada Liliana Talavera, según un dictamen de un grupo de investigadores. (Conacyt)

“Los miembros de la comisión de ética coincidieron en que es necesario que las instancias competentes asignen una sanción ejemplar, no solo a la Abog. Liliana Talavera Roa sino también a su tutora, en razón de que las características de este caso debilitan y ponen en riesgo la credibilidad de las instituciones académicas. De igual manera, la universidad debería ser observada para arbitrar procedimientos que permitan evitar situaciones como esta en el futuro”, dice el acta del 22 de mayo.

Finalmente, el 23 de julio de 2018 el Conacyt canceló el incentivo que percibía Talavera y la inhabilitó a postularse a cualquier convocatoria o instrumento del ente por cinco años. La misma prohibición ya pesa sobre la tutora Rodríguez.

Resolución del Conacyt que sanciona a la Abog. Talavera. (Conacyt)

La Abog. Talavera, abordada telefónicamente por este diario, se mostró sorprendida por la sanción y manifestó desconocer todo el proceso empredido por el Conacyt. Reconoció haber entablado un diálogo con la Ing. Amarilla tras la denuncia de plagio y haber dado de baja su artículo de 2014 de la revista de la UNI, pero aseguró que no fue comunicada de la resolución. Dijo que analizará qué recursos o acciones tomar cuando se interiorice mejor del caso.

En contacto por correo electrónico, la Dra. Estelvina Rodríguez se negó a brindar su versión a este diario, alegando una supuesta parcialidad de Ciencia del Sur porque cuenta con colaboradores que integran comisiones del Conacyt.

Sorpresa en trabajo práctico

La Ing. Stella Amarilla, quien es docente de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Asunción, relató a Ciencia del Sur que tomó conocimiento del hecho el año pasado tras pedir a sus alumnos que investiguen sobre la reserva San Rafael, una de sus líneas de investigación.

En uno de los trabajos prácticos entregados, se percató del artículo de 2014 de Talavera, donde detectó “párrafos íntegros copiados y metodología casi igual” a su tesis de maestría de 2004.

A la izquierda, la tesis de la Ing. Amarilla; a la derecha, la tesis de la Abog. Talavera. (Draftable)

Al inicio, la Ing. Stella intentó un diálogo con las denunciadas, en febrero de 2018. No obstante, dijo que las reuniones no fueron fructíferas: “Me encontré con un muro, nadie aceptaba ninguna tipología de plagio”.

Viajó hasta Encarnación, donde consultó una copia de la tesis de maestría en la biblioteca de la UNI. Allí constató que hasta algunos agradecimientos eran los mismos, afirmó, echando por tierra la hipótesis de una copia inconsciente o involuntaria.

A la izquierda, la tesis de la Ing. Amarilla; a la derecha, la tesis de la Abog. Talavera. (Draftable)

Tras la constatación, se asesoró con colegas y presentó la denuncia ante el Conacyt en diciembre de 2017. Más de 8 meses después, valoró la decisión del organismo público, pero todavía analiza otras acciones civiles o penales a las que tiene derecho.

Manifestó que su principal deseo con la denuncia fue evitar nuevos casos de plagio en la academia paraguaya. “Tenemos que mostrar que hay sanciones y hay castigos. La tarea de todos es advertir que hay formas de evitar el plagio”, señaló.

Por el doctorado y con la misma tutora

Aunque el caso está tomando estado público, la Universidad Nacional de Itapúa aún no se manifiesta públicamente.

El 2 de abril, mediante la resolución 070/2018, el rector de la UNI ordenó dar de baja el artículo de la revista a pedido de Talavera. La docente-investigadora reconoció apenas “omisión de citas” y argumentó un presunto acuerdo con la afectada.

La Ing. Amarilla aseguró a Ciencia del Sur, en cambio, que nunca hubo tal conciliación y lamentó que la UNI haya recurrido a un “invento”. Calificó a la resolución como una bofetada y la actitud de la universidad hacia el caso como “poco ética y apañadora” desde el principio.

Copia de la resolución 070/2018 del rectorado de la Universidad Nacional de Itapúa. (Gentileza Dra. Stella Amarilla)

Contactada por Ciencia del Sur, la Dra. Perla Sosa de Wood, quien elaboró el dictamen de la UNI sobre el artículo cuestionado, se excusó diciendo que estaba en reunión y no volvió a comunicarse. La Dirección de Investigación de la institución alegó desconocer el caso específico denunciado por el Conacyt.

Llamativamente, la resolución 070/2018 firmada por el rector González asume los indicios de plagio pero no contempla ninguna investigación, sanción académica ni sumario administrativo. Sin embargo, el artículo 22 del Código de Ética de la UNI reza: “Las autoridades y servidores públicos deben denunciar ante las autoridades competentes, los hechos que pudieran causar perjuicio al Estado o constituir un hecho punible o violaciones a cualquiera de las disposiciones contenidas en el presente Código y que llegaren a su conocimiento con motivo o en ocasión del ejercicio de sus funciones”.

Lo grave del caso es que Talavera está cursando un doctorado en Gestión Ambiental en la misma universidad y recibía dinero público del Conacyt hasta hace un mes, según datos del ente.

Talavera es abogada por la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción, sede Encarnación, y tiene una especialización en la Escuela Judicial del Consejo de la Magistratura.

La denunciada ya eligió tema de tesis doctoral: “La gestión de los recursos naturales bajo el principio de derecho ambiental como derecho humano” y con la misma tutora Estelvina, también sancionada por el Conacyt.

Para el doctorado, según resolución 409/2017, el Conacyt le otorgó Gs. 165.600.000, de los cuales cobró Gs. 50.400.000, según el portal del Conacyt, hasta que el organismo decidió cancelar el incentivo en julio. Curiosamente, la Abog. Talavera manifestó a Ciencia del Sur que el doctorado ya finalizó el año pasado.

Talavera fue abogada independiente, luego investigadora del Ministerio Público y actualmente se desempeña como docente-investigadora de la UNI, con un salario independiente al incentivo que recibía del Conacyt.

Además, en su CV consta que es “Investigadora Social Adjunta” en el proyecto Eliminación de compuestos orgánicos volátiles COVs provenientes de fuentes fijas por medio de biofiltros, financiado por el Conacyt. Por dicho proyecto, donde también figura su tutora, percibió Gs. 38 millones en 2017 en concepto de honorarios profesionales.

Tiene en su haber un libro en coautoría con la Dra. Estelvina: Los efectos de las acciones antrópicas sobre los recursos naturales bajo el sello de la “Editorial Académica Española” de Madrid. Esta empresa ha sido señalada por diversas organizaciones y académicos por publicar trabajos sin ningún tipo de filtro, vendiéndolos a precios exorbitantes y obligando a los propios autores a comprar los ejemplares impresos.

En 2011 la Universidad Simón Bolívar de Venezuela recomendó no enviar trabajos a esta editorial que se presenta como académica por sus nulos estándares. La Ing. Amarilla relató a Ciencia del Sur que adquirió el libro disponible en formato digital a unos € 36 (Gs. 240.000) y se encontró nuevamente con indicios de plagio de su trabajo, por lo que está analizando qué acciones tomar contra la editorial.

Plagio y comercio de tesis, un cáncer en la academia paraguaya

El Dr. Alberto Yanosky, investigador del PRONII, sostiene que el plagio es una práctica no poco común en diferentes niveles académicos de Paraguay y que va mucho más allá de una simple omisión de cita.

“Existe un comercio asociado a la escritura de tesis, con varios profesionales ofreciendo dicho servicio. Un plagio es una falta grave, y deberiamos imponer un castigo ejemplificante, que muestre a quienes están formándose o formando gente, que la reprimenda ética y moral puede ser más dolorosa e impactante que un resultado de una demanda judicial. Un negocio o comercio sobre algo que no es ni ético ni legal no debería ser parte de nuestra sociedad ni de nuestra comunidad científica y profesional en formación y consolidación”, señaló a Ciencia del Sur.

El biólogo y director de la organización Guyra Paraguay dijo: “Quienes somos docentes debemos ser también decentes y denunciar estos actos, y alertar a los estudiantes de la falta a la ética de presentar una tesis cuya autoría no le corresponde, y su condición de inédito podría hasta ser juzgado. Quienes tenemos un rol de tutor, director o asesor, como quienes formamos parte de las mesas examinadoras y de los equipos de revisión, debemos obrar con ética, asegurándonos de que no estamos frente a casos de plagios”.

“Tenemos algunos tumores que están creciendo. Quienes estamos comprometidos con una sociedad más justa debemos trabajar juntos para extirpar estos tumores antes que destruyan todo lo que tanto esfuerzo estamos construyendo”, alertó.

El Dr. Yanosky hace un llamado a todas las unidades académicas del país a iniciar cursos de redacción y ética en la preparación de comunicaciones científicas.

“Muchos de nuestros profesionales no están debidamente entrenados a redactar y entender esta ida y venida de lo que uno cita como palabras del autor versus la información disponible de conocimiento técnico y científico. Los plagios y la falta de omisión se ven constantemente en nuestro medio y ya hemos llegado al extremo de casos de autoplagio, que en cierta manera responden a la presión que tenemos los investigadores de publicar”, finalizó.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (57 votos, promedio: 4,70 de 5)
Compartir artículo:

23 Comentarios

  1. Y eso que se dieron cuenta por que la UNI publicó el trabajo. Cuantos casos encontraríamos si se revisan los trabajos aprobados pero no publicados en la web.

  2. Se evidencia claramente desde todo punto de vista, la intención de perjudicar, desprestigiar, y queda demostrada la parcialidad. Es triste que en nombre de la CIENCIA, hagan eso, injusto desde todo punto de vista para la enorme y gran trabajo de la Dra. Rodríguez. Calumnia, difamación, daño moral irreparable. La revista mencionó que el Señor Yanosky es actual tutor de la Señora Amarilla?… Un tutor, orienta, dirije, pero la tesis pasa por una defensa ante una mesa examinadora que es el que avala los trabajos, finalmente. Dice, financiada por el CONACYT… acaso el CONACYT, no avaló los reportes trimestrales que envían los becarios?… en donde piden elementos probatorios de la realización de esos trabajos?…. ES TRISTE E INJUSTO, ESTO NO ES CIENCIA, ESTO ES INTENCIÓN CLARA DE DESPRESTIGIAR..

    • No coincido con su opinion.

      Creo que una función del tutor es avalar por la integridad del trabajo. Conacyt, un ente nacional no puede estar revisando cada palabra que se publica, se debe apoyar en los otros nombres que aparecen en el trabajo (como el tutor, director, asesores) para garantizar la integridad, y más ampliamente con los mecanismos que cada Universidad tiene.

      La actitud de laxitud que hay en las universidades ante estos casos es notorio. Y está bien que se sancione con fuerza.

      Si usted no está de acuerdo con las evidencias presentadas aquí en este artículo, es libre de refutar la evidencia y demostrar su falsedad. Pero hasta el momento ud solo ataca “la intención” y no la evidencia.

      Fundamente con evidencia.

      • Hay que separar tipos de responsabilidades. La principal y única responsable legal del plagio es la autora.

        Cuando hablamos de plagio debemos hablar de derechos de autor. Un tutor no puede ser sancionado debido a que el tutor no realiza acto creativo. Es decir el tutor no debe nunca escribir un sólo párrafo en la tesis asesorada.

        No existe obligación legal ni mucho menos responsabilidad legal.

        Otra cosa es la responsabilidad administrativa derivada de la institución. Si el reglamento o estatuto dispone, cómo muchas instituciones lo hacen, que el tutor debe resguardar la originalidad del trabajó,es otra cosa.

        Pero, las instituciones disponen de software antiplagios!? El tutor no podría estar revisando párrafo por párrafo.

        Lo mismo la mesa examinadora.

        Pero la principal responsable es la autora en este caso

    • Si Conacyt no sanciona fuertemente, entonces serán las revistas internacionales las que sancionen y el país será aún más desprestigiado.

    • Un investigador científico, debe conocer las técnicas de redacción. El plagio ya no pasa desapercibido en la era digital. Se pueden utilizar escritos de otros autores, pero aplicando las normas éticas y legales. Dar crédito al autor es muy fácil. Se debe conocer qué es cita textual, parafrasis y dar crédito al autor.

  3. Que escandalo, una verguenza para la academia paraguaya. Es crucial que todas las universidades establezcan filtros rigurosos para prever nuevas faltas, asi como la aplicacion de sanciones a los culpables. Basta del encubrimiento a los corruptos en las propias instituciones universitarias.

  4. Dra. Estela Mercado ¿Piensa que los paraguayos somos idiotas?. Plagio es plagio aquí como en la China y usted llama a ello DESPRESTIGIO. La ciencia se apoya en evidencia y el presente artículo muestra evidencia del plagio ¿O no sabe leer?’ Existen ejemplos en revistas de prestigio internacional, con altísimos estándares de control y calidad como que han publicado estudios plagiados, para mayor evidencia simplemente ponga la palabra en un buscador web «plagiarism in science» y encontrará artículos científicos escritos con ejemplos bochornosos de esta detestable práctica que ensucia y desprestigia a investigadores, muchos de ellos de prestigio internacional y ¿Usted cree que el Paraguay es inmune a estas prácticas? Ilusa usted que cierra sus ojos a evidencia casi irrefutable. Aplaudo el hecho de que el Conacyt empiece a hacer estos controles, estoy seguro que estaremos ante muchos otros casos que darán que hablar

    • Se debe analizar los dos trabajos, se le debió dar participación en el proceso, se debió informar, eso se llama legítima derecho a Defensa. Le agradezco su amable intención de darme cátedra sobre CIENCIA, pero ésto no es, esto no es artículo, son dos tesis, que tratan sobre la misma área de estudio, una lo hizo desde Costa Rica y la otra permanentemente en campo, es bueno atacar los vicios de las copias, pero esto es amarillismo. Mi vista es tan mala y mi lectura comprensiva fatal, pero solo veo dos páginas, una introducción y otro agradecimiento, necesito ver que alguien se apoderó del resultado de la otra y que no generó sus propios resultados, de eso se trata la investigación, evidencias basadas en resultados. Agradezco el espacio, y conozco la trayectoria y el trabajo, por eso lo escribo aquí.No es correcto, buscar desprestigiar en nombre de la Ciencia. Se debe ser muy cauto y con sumo cuidado, porque o sino caemos en el amarillismo.

      • Si Usted, desde una computadora, hace click derecho sobre la imagen de las tesis, la original y la plagiada, y selecciona la opción “ver imagen”, la verá en todo su esplendor, y notará que hasta los agradecimientos copió la plagiadora, hasta la última coma. No puede ser que dos personas hagan exactamente el mismo agradecimiento, igualito, calcado. Esto es un robo flagrante, grosero, inescrupuloso.

        • Si está viendo esto desde un celular, manteniendo el dedo apretado sobre la imagen, aparecen opciones tales como: ver en otra pestaña, descargar, etc. Si la descarga podrá manipularla a discreción, ampliarla con el dedo.

  5. Es plausible la decisión del Conacyt por priorizar la originalidad. A esto se une la importancia de la honestidad intelectual. Es necesario que los docentes mismos den el testimonio en cada trabajo; se modo que sea normal el procedimiento de la redacción científica.

    • Aplaudo la coherencia de su comentario, Señor Fretes, el trabajo fue supongo examinado y defendido, y avalado por el mismo CONACYT… por eso es importante, y hubiera sido mucho más responsable y objetiva sacar una publicación en un espacio como ésta, donde dice #divulgación cientifica#, una vez comprobada y ejercida la defensa, y no publicar de un solo sector, se presta a entender que definitivamente no es imparcial. Es más, no se debió publicar nada hasta un dictámen judicial al menos, las resoluciones que muestran ahí, hablan de #supuesto# y es administrativa. Se deben cuidar la autoría eso es muy bueno, pero ambas partes….si la otra parte no accedió, este artículo no debió existir… quizás en la prensa amarillista… pero no en un espacio donde dice que divulga ciencia. Que pasa si se presentan documentos que avalan lo contrario?… el daño sería irreparable, y eso no responde a ningún principio ético que pregonan defender. Respaldo y conozco el trabajo a nivel internacional, de una de ellas, pero no la voy a exponer, nadie es profeta en su tierra. Basta con buscar, pero un poco más allá, NASA, BOSTON, OTRAS REDES, INTERNACIONALES COMO MENCIONAN AHI… MUCHAS GRACIAS, ME ENTRISTECE, PORQUE NO CORRESPONDE.

      • Según entiendo usted reprocha o ataca la publicación; sin embargo, esta se basa en la resolución emitida por el CONACYT en dónde sí se hizo el trabajo de analizar y verificar las fuentes, y por ello toman la decisión de penalizar a la profesional y no al revés. El CONACYT es quien toma medidas y resuelve lo que se amplía en esta publicación.
        El acta de la reunión de consejo N° 504 dice textualmente “Los miembros de la comisión de ética coincidieron en que es necesario que las instancias competentes asignen una sanción ejemplar, no solo a la Abog. Liliana Talavera Roa sino también a su tutora, en razón de que las características de este caso debilitan y ponen en riesgo la credibilidad de las instituciones académicas. De igual manera, la universidad debería ser observada para arbitrar procedimientos que permitan evitar situaciones como esta en el futuro”; y esto no es amarillismo.

  6. Soy una fiel lectora del sitio web “Ciencia del sur” por tratarse de un portal nacional de divulgación científica para científicos y no científicos.
    El presente articulo retratado cual crónica fiscal está lejos de cumplir este objetivo.
    En particular esto se evidencia en los siguiente párrafos copiados textualmente del presente articulo:

    …. “Tiene en su haber un libro en coautoría con la Dra. Estelvina: Los efectos de las acciones antrópicas sobre los recursos naturales bajo el sello de la “Editorial Académica Española” de Madrid. Esta empresa ha sido señalada por diversas organizaciones y académicos por publicar trabajos sin ningún tipo de filtro, vendiéndolos a precios exorbitantes y obligando a los propios autores a comprar los ejemplares impresos.

    En 2011 la Universidad Simón Bolívar de Venezuela recomendó no enviar trabajos a esta editorial que se presenta como académica por sus nulos estándares.
    La Ing. Amarilla relató a Ciencia del Sur que adquirió el libro disponible en formato digital a unos € 36 (Gs. 240.000) y se encontró nuevamente con indicios de plagio de su trabajo, por lo que está analizando qué acciones tomar contra la editorial. ” …..

  7. Yo entiendo si González Daher paga a barras bravas para defenderlo, pero que gente con título de doctor defienda lo indefendible es algo que no puedo digerir.

  8. A VER Y ES POR ÚLTIMA VEZ, LO QUE ME PARECE TOTALMENTE INADECUADO ES LA FORMA Y COMO ESTÁ REDACTADA, E INCLUSIVE QUE SE TOQUE EL TEMA, DEL CONFLICTO, Y SOLO SE BASE EN UNA DE LAS PARTES, ESTO NO ES CIENCIA, PARECE CHISME REBUSCADO DE CONFLICTO, SI LA RESOLUCIÓN ESTÁ, CUAL ES EL OBJETIVO DE MEDIATIZAR, A ESO VOY, AQUI DEBERIAN ESTAR DEBATIENDO GRANDES FILOSOFOS, CIENTIFICOS, TOTALMENTE INDEPENDIENTES A LOS ENTES Y LAS PERSONAS INVOLUCRADAS, SOBRE CUESTIONES TALES COMO DIFERENCIA ENTRE PLAGIO Y OMISION, A ESO ME REFIERO COMO ABERRANTE, Y AMARILLISTA…Y DENOTA PARCIALIAD Y EMITE DATOS QUE NO SON REALES;
    1- YANOSKY, ES ACTUAL TUTOR DE LA SEÑORA AMARILLA, ACLARARON ESO?
    2- QUIEN AVALO LA METODOLOGIA DEL TRABAJO DE TALAVERA SIENDO SU DOCENTE, FUE CLOTILDE CABRAL, OHHHH, SORPRESA, NO SE MENCIONA, PORQUE ES COMPAÑERA DE TRABAJO DE AMARILLA Y DOCENTE DE LA UNA.
    3- OTRO DOCENTE QUE INTEGRÓ LA MESA, CALIFICÓ, AVALÓ EL TRABAJO ETC ETC, OOOOOOOOH SORPRESA CIENCIA DEL SUR, ES DECANO DE UNA FACULTAD DE LA UNA, y Jefe actual de Amarilla, ENTRE OTRAS SORPRESAS….
    ENTIENDEN, ?, URGARON EL LEGAJO POR USO INDEBIDO DE NOMBRES contra el SEÑOR YANOSKY, PRESENTADO ANTE EL CONACYT EN EL PASADO?,
    Ahi les mandé tres elementos para seguir amarilleando,
    EN CONCLUSIÓN, EL ARTICULO PARECE TITULAR DE CUALQUIER COSA, MENOS DE CIENCIA, E INSISTO, PIERDE TODA CREDIBILIDAD AL TOMAR SOLO UNA DE LAS PARTES.
    SE DEBE CUIDAR LA AUTORIA Y EL DERECHO DE AMBAS PARTES, EN CUALQUIER PROCESO. Y CON MUCHISIMO MAS CUIDADO EN EL AMBITO CIENTIFICO, COMO ES POSIBLE QUE COMO EVIDENCIA DEFINITIVA PONGA #AGRADECIMIENTOS# EMPIECEN DE INMEDIATO OTRA ACUSACIÓN, A TODOS AQUELLOS QUE AGRADECEN A DIOS, A SUS TUTORES, Y A SU FLIA EN SUS TESIS………..PORQUE ESOS ESTÁN REGISTRADOS HABIA SIDO.
    ES MI OPINIÓN, es libre y soberana, y hasta aquí llegó…. la gente cree lo que quiere creer. EL DAÑO ES IRREPARABLE, PORQUE LO MÁS GRAVE DE TODO ES QUE LO HACEN EN NOMBRE DE LA CIENCIA.
    AH, POR CIERTO, FALTÓ ACLARAR QUE TODOS ESOS PÁRRAFOS FUERON SACADOS DE INTERNET, DONDE ESTA EL LINK? Y LOS PDF EL PUNTO DOI, PORFAVOR, SON LO BASICO, ESPECIALMENTE EL PRIMER PARRAFO, POR EJEMPLO,
    Y ESTO ES CIENCIA DEL SUR, EL OBJETIVO ES DESPRESTIGIAR, NO HAY INDICIOS DE BUSQUEDA DE LA VERDAD.
    PD<, A PROPOSITO DRA SI, Y RESIDIENDO EN COSTA RICA, LUGAR DONDE LA MAGISTER AMARILLA HIZO SU MAESTRIA. HASTA AHI, LES DEJO LA PISTA, NO CONOZCO A GONZALEZ DAHER, PERO DIGIERA MI TITULO. PORQUE AL CONTRARIO QUE UD, SE DE LO QUE HABLO, NO DEL SENSACIONALISMO. HASTA AQUI, MI INDIGNACION MI REPUDIO A ESTE ARTICULO AL QUE CREIA SERIO. ¿QUE PASARIA SI NO ES VERDAD?

    • En la nota figuran links para acceder a ambas tesis, al hacer clic en los enlaces en azul se puede acceder a los mismos. Como dice, son lo básico y están en este documento. Además no se menciona solamente lo de agradecimientos sino que se menciona la introducción y los materiales y métodos. Al revisar ambos documentos creo que no se puede negar que incluso en los agradecimientos hubo plagio, lo cual no solo es curioso sino aberrante, porque ir tan lejos para plagiar hasta eso? No es solo agradecer a dios sino que hay demasiadas frases repetidas, completamente innecesario, en especial eso que ya mencionó otra persona, lo de “pura vida” que es una frase común en Costa Rica, no en Paraguay. Y no es lo único, se puede ver como hay párrafos enteros sacados de la tesis original de la Ing. Amarilla, incluso en los resultados y conclusiones. Esta nota aclara que se formó una comisión que revisó ambas tesis y concluyó que hubo plagio. Me parece perfecto que se mencione y comunique que esto ha sucedido ya que es importante para un país como Paraguay mostrar seriedad ante un caso grave de plagio como es este y es necesario que la comunidad científica tenga estas cosas en cuenta y evite que se repita.

    • Dra. Estela Mercado. El tutor del trabajo plagiado es el Dr. Bruno Locatelli ¿De donde saca que es Alberto Yanosky?. Además su defensa al trabajo plagiado no hacen referencia a una explicación racional de como un texto del 2004 aparece en uno del 2013, su razonamiento no tiene lógica, al parecer usted saca conclusiones apasionadas en favor de la Abog Liliana Talavera Roa aparentemente porque la conoce y aprecia. Así mismo no entiendo el nexo de Alberto Yanosky con la investigación entre dos textos que no es mencionado nisiquiera en uno de ellos.
      Lo cierto es que estos hechos, si son descubiertos deben ser castigados duramente, por ello aplaudo al Conacyt y espero sigan auditando los trabajos resultados del apoyo financiero y sigan dando a luz si encontraran otros plagios

  9. Mis respetos a su trayectoria.
    Por eso me extraña tanto. Este es un país en donde los ministros (del ejecutivo y judicial) cometen plagio. Del resto de los mortales… ¡ni hablar!
    Y por primera vez un ente busca identificar y castigar (aunque solo sea moral) a los que causan DAÑO IRREPARABLE A LA CIENCIA Y AL PAÍS. Es una medida imperiosa, de lo contrario seguiremos siendo el país de la joda, en donde la venta de títulos universitarios (sin las más mínimas exigencias obviamente) seguirá impidiendo cualquier intento de construcción de una comunidad científica.

  10. Dra. Estela Mercado, creo que está defendiendo algo indefendible, me agarro de sus palabras para dale mi opinión sobre lo que escribió:

    “Se debe analizar los dos trabajos” = En esta noticia publicada por Ciencia de Sur están los links de ambos trabajos, cualquier criatura podría ver las similitudes, le invito a abrir y fijarse.

    “Eso se llama legítima derecho a Defensa”= Supongo que quiso decir legitima defensa, en derecho. ¿¿¿Será que usted misma no es la abogada que copió el trabajo???

    “Una lo hizo desde Costa Rica y la otra permanentemente en campo” = el trabajo de campo fue hecho en San Rafael y no desde Costa Rica, le invito a leer la metodología de Stella Amarilla, indica donde se ralizaron los talleres dentro de la resereva y demas actividades realizadas. Lo mas simpatico es que hasta en sus agradecimientos Talavera dice “PURA VIDA” (frase usada solamente en Costa Rica o por Ticos).

    “Mi vista es tan mala y mi lectura comprensiva fatal, pero solo veo dos páginas, una introducción y otro agradecimiento, necesito ver que alguien se apoderó del resultado de la otra”= Realmente su vista está muy mala y su lectura comprensiva fatal, ya que veo una similitud de mas del 80%. Tambien debería fijarse que es obvio quien copió de quien. Dificilmente alguien que defendio su tesis en 2004 pueda copiar de alguien que defendió en 2013.

    Felicito al CONACYT por la sanción y agradezco a Ciencia del Sur por informarnos!!

  11. Bueno otra vez la UNI en el centro de la tormenta: efectivamente, y sin lugar a dudas hubo plagio. Llama la atención que una abogada, siendo que posee mayor diversidad de palabras, tenga que recurrir a estas prácticas. Evidentemente, no le dedicó el tiempo que se merece una tesis doctoral (un año solo escritura). Quiero aclarar que tanto la orientadora como los jurados de la tesis son culpables. Y cuando los jurados avalan una tesis están firmando con el aval de ellos mismos.
    Por lo tanto, ser jurado no es para cualquiera, se debe dedicar tiempo al trabajo.
    Otra cosa que llama la atención respecto a la UNI, desde hace varios años “investigadores” de otros países aparecen como parte de la institución en la muy conocida pagina Researchgate, me he comunicado con el rector, que por supuesto, nunca respondió.
    Esto es mucho más grave que un simple plagio:
    https://www.researchgate.net/institution/Universidad_Nacional_de_Itapua/members

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here