Llega el solsticio de invierno, ¿qué es?

0
1294
solsticio de invierno
La Tierra al inicio de las cuatro estaciones vistas desde el sur. (Wikimedia)
4 min. de lectura

 

Si alguna vez te fijaste en un globo terráqueo, seguro notaste que tiene trazado sobre su superficie unas líneas características. Algunas son horizontales (los paralelos) y otras son verticales (los meridianos). Entre los paralelos notarás que hay cinco líneas con nombres propios: el Ecuador, los trópicos de Cáncer y Capricornio y los dos círculos polares, el Ártico y el Antártico.

La distancia de separación entre estas líneas no tiene un valor arbitrario, equivale a unos 23º 26′. Dicho valor corresponde a la inclinación del eje de rotación de la Tierra con respecto al plano de su órbita. Si imaginariamente prolongamos la línea del ecuador solar en el espacio a modo de un plano, notaremos que nuestro planeta está inclinado 23º 26′ en relación a dicho plano. Esta inclinación del eje de rotación de la Tierra es lo que da origen a las cuatro estaciones: la primavera, el verano, el otoño y el invierno.

Luego, 23º 26′ por encima del Ecuador está la línea del Trópico de Cáncer. Otros 23º 26′ más al norte está la línea del Círculo Polar Ártico. En el hemisferio sur tenemos exactamente la misma división: 23º 26′ por debajo del Ecuador está la línea del Trópico de Capricornio y nuevamente 23º 26′ en dirección al polo sur está la línea del Círculo Polar Antártico.

Visto desde la Tierra, el Sol tiene un movimiento aparente sobre la bóveda celeste. Si tomamos como referencia el hemisferio sur y el mes de diciembre, entonces el Sol alcanza su máxima altura en el cielo en fechas cercanas al 21 de diciembre.

El día en que aparentemente nuestra estrella ‘toca’ el Trópico de Capricornio se produce el solsticio de verano. Es el día más largo del año, y para todas la localidades que están sobre dicho trópico, los objetos en posición perpendicular no presentan sombra durante el medio día verdadero. La palabra solsticio significa «sol quieto», aludiendo a que el Sol parece permanecer en la misma posición durante unos tres días. El día del solsticio de verano nuestra estrella sale en su punto más próximo al sur.

La ciudad paraguaya de Belén en el departamento de Concepción está sobre la línea del Trópico de Capricornio. En el día del solsticio de verano, durante del mediodía verdadero, Belén se convierte en una ciudad sin sombras.

Monolito del Trópico de Capricornio en Belén, Paraguay. (Rodney Damián)

Pasado el solsticio de verano, el Sol aparenta moverse en dirección norte. La cantidad de horas de luz solar disminuye poco a poco con el paso de los días.

El 21 de marzo (o en una fecha próxima) el Sol alcanza la línea del Ecuador, produciéndose el equinoccio de marzo, el cual da inicio al otoño. En ese día la cantidad de horas de luz y de oscuridad son casi iguales. El Sol sale y se pone muy cerca del este y el oeste verdaderos. Equinoccio significa «igual noche», dando a entender que la duración de la noche y del día son iguales.

Nuestra estrella sigue su viaje en dirección norte y cerca del 21 de junio alcanza la línea del Trópico de Cáncer. Allí se produce el solsticio de invierno, lo cual da inicio al invierno. Ese día el Sol sale en su punto más cercano al norte y tiene lugar la noche de mayor duración en el año.

Pasado el día que marca el inicio del invierno, nuestra estrella emprende su viaje de retorno hacia el sur. El 21 de setiembre (o en una fecha próxima) cruza la línea del Ecuador de norte a sur, dando inicio a la primavera. Los días ya son un poco más largos que las noches.

Finalmente, el día del solsticio de verano el Sol completa su ciclo de un año, moviéndose entre las líneas de los trópicos.

Las estaciones son opuestas en los hemisferios. Cuando en el hemisferio sur es verano, en el norte es invierno, de la misma forma que cuando en el sur estamos en primavera, en el hemisferio norte es otoño.

La línea del Trópico de Cáncer recibe ese nombre porque en la antigüedad el Sol (visto desde el hemisferio norte) alcanzaba su máxima altura en el cielo durante el mediodía al llegar a la constelación de Cáncer. En cambio, a la línea del Trópico de Capricornio se la llama así por la razón opuesta: el astro rey alcanza su menor altura durante el mediodía cuando en la antigüedad estaba en la constelación de Capricornio.

Actualmente, debido al movimiento de precesión de los equinoccios, el Sol ya no está en la constelación de Cáncer en el mes de junio. En esa parte del año nuestra estrella está en Tauro. Tampoco el Sol está en la constelación de Capricornio en diciembre, sino en Sagitario.

El movimiento de precesión de los equinoccios es un movimiento propio de la Tierra. Es parecido o se puede describir como el bamboleo que experimenta un trompo al girar. Esto hace que el punto hacia el cual apunta el eje de nuestro planeta varíe lentamente a medida que pasa el tiempo, completando así una vuelta en aproximadamente 26 mil años.

El Sol avanza en sentido de la precesión más o menos 1º cada 71 años. El movimiento de precesión de los equinoccios también es el causante de que la fecha de nuestro nacimiento ya no coincida con nuestro signo zodiacal (creo que los astrólogos profesionales aún no se dieron cuenta de este pequeño detalle). En la actualidad y a una determinada fecha, el Sol ya no está en la misma constelación en la cual estaba cuando los asirios/caldeos inventaron el zodiaco.

Otro hecho interesante en relación a las estaciones (o la inclinación del eje terrestre) es la temperatura. No porque estemos más cerca o más lejos del Sol hace más frío o más calor durante tal o cual estación del año. La diferencia de temperatura se debe mayormente a la inclinación del eje de rotación terrestre. Cerca del 3 de julio nuestro planeta alcanza su afelio (el punto en que más lejos está del Sol) y en ese momento el hemisferio norte está en pleno verano. A principios de enero la Tierra pasa por el perihelio (el punto en que más se acerca al Sol), sin embargo es invierno en el hemisferio norte.

Este año el solsticio de invierno se producirá el 21 de junio a las 06:06 hora paraguaya. El Sol llegará a los 23º 26′ de latitud norte y a los 28º 57′ longitud este (su posición más septentrional), muy cerca de la ciudad de Kharga en Egipto (noreste de África). La velocidad de rotación de la Tierra en ese punto es de 1.532,6 k/h. Ese día en Paraguay tendremos 10 horas y 33 minutos de luz solar. El Sol saldrá a las 06:35 y se pondrá a las 17:09.

Muy buen solsticio para todos.

 

¿Qué te pareció este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 4,60 de 5)

Compartir artículo:
Artículo anteriorPresentarán libro pionero sobre depresión en Medicina UNA
Artículo siguienteRealizarán taller de astronomía para personas ciegas
Columnista de astronomía y cosmología de Ciencia del Sur. Es un reconocido analista de sistemas informáticos y divulgador astronómico paraguayo. Es egresado de la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción. Fue miembro del Club de Astrofísica del Paraguay y secretario del Centro de Difusión e Investigación Astronómica, Cedia. Como astrónomo aficionado construyó en 2003 un telescopio newtoniano y dictó varias charlas y conferencias por el Año Internacional de la Astronomía. Es fundador de Cedia y del Foro Paraguayo de Astronomía, AstroPy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here