5 min. de lectura

 

¿Puede el perro comer lo mismo que la dieta de su dueño? ¿Son aptos para el gato los mismos medicamentos que utilizan sus propietarios? Diversos mitos giran en torno al cuidado de nuestras mascotas, por eso es importante informarse siempre desde la evidencia, según nos comenta el Dr. Ignacio Camacho, veterinario y divulgador de Ciencia del Sur, que este sábado 2 de junio ofrecerá un taller para niños y adolescentes sobre el tema.

La edición de Ciencia Abierta de junio lleva por nombre “Ciencia y veterinaria. Taller sobre cuidado de mascotas” y se hará en el marco de la Feria Internacional del Libro Asunción 2018, en el Centro de Convenciones del Mcal. López (Dr. Juan E. Estigarribia esq. San Roque González).

El Dr. Ignacio Camacho, veterinario y divulgador de Ciencia del Sur.

El evento, organizado por Ciencia del Sur, la Sociedad Científica del Paraguay, el Benjamin Franklin Science Corner, la Embajada de Estados Unidos y la biblioteca Roosevelt, se hará en el stand de la biblioteca Roosevelt, a partir de las 19:00 horas. El acceso es libre y gratuito. El taller estará dirigido a toda la familia, incluyendo niños a partir de los 8 años.

Los prejuicios, la desinformación y la antropomorfización siguen siendo problemas comunes con los que lidian los veterinarios paraguayos, según el Dr. Camacho, que habló con Ciencia del Sur antes de la charla.

Ciencia Abierta es un programa creado en 2017 por nuestro portal para acercar a los científicos y divulgadores con el público general. Esta es la novena edición del evento, que ya tocó diversos temas y se suma a los diferentes esfuerzos para mejorar el periodismo científico y la divulgación que se hace en nuestro país.

-¿Por qué es importante la ciencia o la investigación en el cuidado de las mascotas?

Porque la investigación científica, con su objetividad, precisión y constante autocrítica, resulta ser la mejor garantía que tenemos para fundamentar nuestras decisiones al momento de emitir recomendaciones sobre cuidado de mascotas.

La medicina veterinaria, así como la medicina humana, también posee sus firmes fundamentos teóricos, producto de evidencias que se han obtenido mediante demostraciones sistemáticas, y procesos de contraste y validación científica.

-¿Cómo se encuentra actualmente la ciencia veterinaria en Paraguay? ¿Avanzó en métodos, enseñanza e investigación?

Si bien algunos avances se van gestando paulatinamente, la ciencia veterinaria se encuentra en condiciones similares a otras ciencias de nuestro país.

Los métodos de enseñanza e investigación son importados en su mayoría. En algunas circunstancias, el “aprendizaje” se produce en un ambiente divorciado de la vida profesional, del mercado y de la demanda empresarial, con contenidos desactualizados o descontextualizados de la realidad.

El índice de deserción universitaria es elevado, con escasa promoción hacia la carrera de profesor o de investigador en aulas y fuera de ellas. Existe un bajo número de veterinarios docentes y/o investigadores activos, lo que redunda en escasez de elaboración y publicación de artículos científicos nacionales.

Lo que más me llama la atención, y lamento que sea así, es la muy baja oferta de carreras de posgrado eminentemente para veterinarios (especializaciones, maestrías y doctorados), entonces debemos migrar al exterior para continuar estudiando, especializarnos y poder adquirir capacidad de generar investigaciones en nuestra área profesional.

-¿Hay muchos mitos en torno al cuidado de las mascotas?

Muchos. No son pocas las anécdotas propias y de otros colegas sobre las creencias que la población general tiene sobre la alimentación y las enfermedades de las mascotas. Por ejemplo, el personaje ficticio Pombero supuestamente es “causante” de enfermedad neurológica en nuestro país; aseguran que este ser mítico, al tocar a un animal, puede generar alucinaciones, convulsiones u otros síntomas.

Los falsos tratamientos que se mencionan en perros con problemas de piel van desde productos del automóvil (aceite de motor) hasta preparados de plantas autóctonas sin considerar la toxicidad de las mismas.

En alimentación, hay un desconocimiento sobre cómo realmente debe ser la alimentación de perros, gatos, conejos, aves y demás especies, sobre todo en relación a comidas caseras. Este hecho facilita los mitos sobre la nutrición adecuada, sus requisitos y su significado.

La antropomorfización de mascotas, es decir conceder cualidades humanas a perros y gatos, propicia la generación de muchos mitos, y también complica la compresión de las personas sobre las necesidades nutricionales, sociales y de salud de las mascotas.

A veces, muchas personas se niegan a considerar las recomendaciones del veterinario debido a que ya incorporaron en sus chips mentales algunos mitos sobre las mascotas, que no tienen suficientes argumentos científicos ni alguna evidencia confiable extrapolable a todas las mascotas.

-¿Los gatos y perros entienden nuestros nombres? ¿Deben comer saludablemente? ¿Tienen las mismas enfermedades que los humanos? 

Sobre lo primero, hay evidencias muy interesantes en estudios científicos que concluyeron que los perros pueden comprender y responden mejor a gestos y tonos de voz humana, más que a las palabras que decimos. Inclusive hay un estudio que afirma que las hembras obedecieron mejor a gestos, y los machos comprendieron mejor las palabras.

Los perros, así como los humanos, emplean el hemisferio izquierdo para procesar las palabras, y el derecho para identificar la entonación con que se dicen. Sobre este tema, varios estudios fueron publicados en la revista prestigiosa Science en la última década.

La nutrición saludable es fundamental para prolongar la vida y conseguir una buena calidad de vida de las mascotas, pero hay que saber bien cómo y con qué alimentos realizar esa nutrición.

Gracias al avance científico en la compresión de los requerimientos nutricionales de mascotas sanas o de animales que padecen diabetes, cáncer, obesidad, hipertensión, insuficiencia cardiaca o renal, entre otras, generó aumento de la esperanza de vida de estos animales, en varias especies y razas, ayudando a potenciar los tratamientos médicos.

Existen mitos acerca de la alimentación de mascotas. (PxHere)

-¿Qué sugiere para cuidar a perros y gatos desde la ciencia o información basada en evidencias?

La comunicación fluida, consiente y sincera en el marco del respeto con el clínico veterinario de cabecera es una de mis sugerencias más importantes. Sumado a esto, comprometerse con el cuidado de la mascota durante toda su vida y ser un propietario responsable es también fundamental, ya que nuestras mascotas se sienten parte de las familias, y como todo ser vivo cada una merece respeto de acuerdo al lugar que ocupa en nuestra sociedad y ecosistema.

La actualización en conocimientos de medicina veterinaria que ya no es un lujo, sino una necesidad ética facilitada en gran medida por las nuevas tecnologías de la información, hecho que los colegas veterinarios deben comprender mejor. Seguir con la formación profesional implica continuar con inversión en capacitaciones, cursos y necesariamente insertarse en carreras de posgrado, sobre todo en especializaciones, obteniendo la titulación de “especialista” de manera correcta.

A nivel país, necesitamos construir sólidamente nuestro propio marco de evidencias científicas en medicina veterinaria, concretando más investigaciones de amplio alcance e impacto, de manera a entender mejor la dinámica de las enfermedades en los perros, gatos y otras mascotas bajo nuestras condiciones medioambientales y socioeconómicas.

-¿De qué tratará su taller de este sábado en la Feria Internacional del Libro?

Será una charla dinámica enfocada hacia niños y adolescentes, donde haremos contraste entre lo que ellos conocen sobre el cuidado de las mascotas y lo que afirma la ciencia veterinaria en algunos aspectos tales como alimentación e higiene, comportamiento, curiosidades de la anatomía o fisiología.

También comentaremos sobre algunas enfermedades que considero esencial que los chicos, chicas y sus familias tengan en cuenta para mejorar el bienestar de sus mascotas.

-¿Los asistentes deben tener algún conocimiento previo o pueden ir igual? ¿A partir de qué edad y hasta qué edad recomienda que estén presentes?

Los chicos deben ir con ganas de escuchar, hablar, reír y aprender, la idea es analizar sus percepciones sobre el cuidado de mascotas, y acercarles algunas evidencias sobre lo que dicen la ciencia veterinaria sobre aspectos particulares del día a día en la convivencia con estos peludos miembros de la familia.

Todos vamos a aprender de todos, no se requiere de lectura previa, pueden participar con lo que ya saben o creen que hay que hacer para cuidar perros y gatos. Recomiendo la presencia de niños y jóvenes a partir de 8 años de edad en adelante, con el acompañamiento de algún miembro de sus familias.

-¿Qué cosas no debe olvidar nunca un dueño de alguna mascota a la hora de su cuidado y atención?

Dos cosas: respeto por la vida y tenencia responsable. Lo primero hace relación al hecho de que las mascotas comprenden mejor que nosotros aquel dicho que afirma que “dar amor para recibir amor” es la mejor manera de vivir. Eso merece absoluto respeto hacia ellos.

La responsabilidad de ser propietario de mascota debe ser el marco y la garantía para asegurar el bienestar de los animales en nuestro país, además que paulatinamente la protección jurídica y social de los animales en nuestro país ya se está considerando muy importante, con la promulgación de leyes que todos los cuidadanos debemos conocer y adecuarnos.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 4,88 de 5)

Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here