2 min. de lectura

 

Son emprendedores venezolanos que decidieron establecerse en Paraguay para crear conciencia ecológica a través de los juguetes de madera. Moy Rondón, Fritz Sánchez y Emmanuel Rondón formaron “Lúdicos Ecológicos Paraguay”, una empresa familiar que además de entretener, muestra la biodiversidad de nuestro país y trata de educar sobre la importancia de la misma.

Moy estudió estadística en la universidad, mientras que Fritz siguió periodismo para hacer carrera con la comunicación medioambiental. Pero ahora están enfocados de lleno al trabajo artesanal. Lapachos y diversos animales que están en peligro de extinción forman parte de las diferentes piezas que mezclan colores y formas en su taller, en donde les acompaña su hijo Emmanuel.

Utilizan pino caribe para para crear los rompecabezas y las piezas de madera calada. Para ello usan tintes fabricados por ellos mismos. Las piezas se crean principalmente utilizando una caladora de mesa y lijadora para darle el acabado.

“Nos denominamos ecológicos por el concepto de responsabilidad ambiental de los materiales que utilizamos para su fabricación. Solo trabajamos con maderas de bosques plantados que estén certificados y los coloreamos con tintes ecológicos que nosotros mismos fabricamos“, señalo Moy.

“Además, nuestra principal línea de diseño para los rompecabezas es la fauna nativa con el objetivo de que los niños y adolescentes vayan conociendo e identificando las especies locales, familiarizándose con ellas y sumándose así a su conservación. A la par de desarrollar sus destrezas de motricidad fina,”, agregó. Para la emprendedora, la importancia de la fauna y flora radica en que son el sustento de toda la vida en el planeta.

Los lapachos y una gran variedad de animales locales forman parte de los juguetes ecológicos. (Gentileza)

Pertenecemos a un planeta y de su equilibrio depende la calidad de vida de todos los seres vivos del mundo.  Queremos reforzar que el medio ambiente, la naturaleza es mucho más que un hermoso paisaje, es la fuente de muchos servicios ambientales tan vitales como la generación y la calidad del oxigeno, del agua, la generación de biomasa, entre tantos otros servicios que nos permiten vivir, alimentarnos (calidad de los suelos para cultivar, etc.)”, expresó.

Según Moy, todos los que formamos parte de este planeta estamos interconectados, interrelacionados y la importancia de conservar la biodiversidad tanto flora como fauna es parte fundamental en restablecer el equilibrio del medio ambiente. Para Rondón, es fundamental mejorar la consciencia de la ciudadanía con relación a la protección y conservación del medio ambiente.

Educación ambiental

“No sólo en aras de una relación más armónica o sustentable con la naturaleza, sino también para lograr una mayor presión ciudadana para que se desarrollen e implementen políticas públicas que contribuyan con la recuperación del equilibrio ambiental. Falta más educación ambiental, al igual que en la mayoría de los países de todo el mundo”, indicó la emprendedora.

Moy sostuvo que desde la educación primaria debería reforzarse la importancia de la conservación y lo serio y vital que son servicios ambientales para la vida en la Tierra. Algo que se debe destacar, también, según la artesana, es la estrecha relación de la calidad de vida de todas las comunidades rurales y urbanas.

Actualmente, el emprendimiento desarrolló la línea de lapachos, mientras que los juguetes de la fauna incluyen una gran variedad: armadillo gigante (Priodontes maximus); lobo de crin o aguara guasu (Chrysocyon brachyurus), tapir o mborevi; perro venadero; venado de las Pampas; carpincho, jaguarete y águila viuda.

Obviamente, no podían faltar el guyra campana ni el pez dorado. La colección también incluye al oso hormiguero gigante o jurumi, iguana, yacaré, entre otros varios animales de esta zona del mundo.

“El emprendimiento nació en Venezuela, país del cual somos oriundos. Éste es un emprendimiento familiar donde todos participamos: mi esposo Fritz corta los juguetes, mi hijo mayor Emmanuel los lija para darles el acabado y yo los pinto. Decidimos emigrar al Paraguay con la idea de seguir realizando lúdicos con el mismo concepto, y de igual forma desarrollar la línea de diseño, adaptada a las especies nativas”, indicó Moy.

Actualmente venden sus productos en las diversas ferias en la capital paraguaya y ciudades cercanas, muchas de ellas realizadas por la Asociación de Artesanos de Asunción y Ciudades Vecinas y Afines del Paraguay (ASACIVAPA), en la cual su presidenta Arminda Cariaga les apoyó de forma incondicional y motivadora, según puntualizó Moy.

También exponen en la Casona de Areguá al lado del Super 6, donde gracias a esta empresa de supermercados y a ASACIVAPA los artesanos tienen una sede y vitrina para colocar sus piezas. Los interesados pueden contactar con los emprendedores en Twitter como @ludicos_py o llamarlos a los celulares 0991-879408 y 0991-879242.

Lúdicos Ecológico del Paraguay. (Gentileza)

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 4,10 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here