Cannabis legal en Paraguay: Desde estudios farmacológicos hasta ensayos clínicos haría la UNA

0
1219
La Universidad Nacional de Asunción es una de las instituciones que tiene permiso para cultivar y producir cannabis. (Foto de Ciencia del Sur)
3 min. de lectura

 

A finales de 2017, el Poder Ejecutivo paraguayo promulgó la Ley N° 6.007, que legaliza la investigación y uso del cannabis medicinal y sus derivados en el Paraguay. La Universidad Nacional de Asunción (UNA), que cuenta con la infraestructura científica y técnica de nivel avanzado, tendría previsto realizar varias investigaciones científicas al respecto, desde botánicas hasta biológicas, pasando por las médicas y sociales.

La normativa, que se dio a conocer en enero, crea el Programa Nacional para el Estudio y la Investigación Médica y Científica del Uso Medicinal de la planta de Cannabis y sus Derivados” (PROINCUMEC) y tiene como labor principal investigar las propiedades medicinales del cannabis, encontrar evidencia sobre diferentes alternativas terapéuticas, aplicar terapias y comprobar la eficacia de las mismas. También asegura que otorgará tratamiento de manera gratuita a los pacientes y, entre otros objetivos, quiere promover la industralización del aceite de cáñamo en Paraguay.

Paraguay es uno de los mayores productores de marihuana a nivel mundial. Figura entre los principales exportadores y sus mercados principales son Brasil, Argentina, Bolivia, Chile y Uruguay; además de tener una industria del crimen ligada a la actividad.  La presente ley no habilita la producción propia, conocida como autocultivo, no fomenta el uso recreativo ni otorga permisos o licencias a clubes cannábicos. Es más, la Autoridad de Aplicacion de la ley es la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (DNVS), dependiente del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

Según la normativa, la DNVS y la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) supervisarán los centros de investigación donde se cultive el cannabis. Las instituciones que pueden cultivar y producir la planta son: la Dirección General de Investigación Científica y Tecnológica (DGICT) de la UNA, el Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (IPTA), el Instituto Forestal Nacional (INFONA), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y laboratorios farmacéuticos autorizados por el programa.

Dra. Inocencia Peralta, bioquímica y directora de la DGICT de la Universidad Nacional de Asunción. (Gentileza)

Para ahondar un poco más en el nuevo escenario que se presenta para la academia, Ciencia del Sur conversó con dos referentes de la principal universidad del país: la Dra. Inocencia Peralta, directora de la DGICT de la UNA y el Dr. Nelson Alvarenga, investigador de la Facultad de Ciencias Químicas de la institución.

Para Peralta, la UNA tiene la infraestructura y la capacidad para investigar el uso medicinal del cannabis y son diferentes las pruebas, análisis o estudios que se pueden llevar a cabo a partir de la aplicación de la ley.

Se podrán hacer estudios de adaptación, propagación, fitomejoramiento de la planta, estudios de metabolitos, modificaciones estructurales de los metabolitos, estudios farmacológicos, ensayos en animales y ensayos clínicos. También se pueden llevar adelante estudios de farmacéuticos, de calidad, estabilidad, biodisponibilidad, etc. y todos los estudios de impacto social que genere”, aseguró la investigadora.

La científica manifestó que la ley es clara en cuanto a lo que se quiere lograr, ya que el fin es conseguir tratamientos medicinales.

No se tiene aún el lugar específico donde se hará la siembra y producción, pero la UNA dispone de diferentes propiedades para el cultivo. En cuanto a los fondos del PROINCUMEC, la ley establece que los recursos serán provistos por el Presupuesto General de Gastos de la Nación y por el Conacyt.

Trabajo multidisciplinario

Para Peralta, el trabajo que se hará tendrá carácter multidisciplinario, por lo que las 12 facultades de la UNA, más los centros de investigaciones y sus institutos, podrán participar de las investigaciones que se llevarán a cabo en los próximos años.

“Es importante la investigación en diversos temas en nuestro país. En este caso del cannabis es importante, porque se atribuyen propiedades a la planta, pero dichas propiedades, deben comprobarse, mediante el método científico. Además podrían hallarse nuevas propiedades ya sean deseables o indeseables que sean relevantes”, indicó Peralta.

Por su parte, Alvarenga, jefe del Departamento de Fitoquímica de la Facultad de Ciencias Químicas de la UNA, resaltó que su unidad académica cuenta con un grupo fuerte en el área de productos naturales y plantas medicinales, específicamente en las áreas de Farmacología, Botánica y Fitoquímica. Todas estas áreas cuentan con equipos de trabajo y varias publicaciones en diversas revistas especializadas.

“Respecto al cannabis, poseemos infraestructura y personal técnico capacitado para su estudio (tendrían que adquirirse algunos reactivos químicos pero el equipamiento básico ya existe)”, dijo Alvarenga.

“Lo ideal sería hacer un relevamiento de las características botánicas del cannabis que crece en el país y además determinar la composición química del extracto (denominado comúnmente “aceite de Cannabis”), fundamentalmente el contenido de los componentes activos, principalmente el de canabidiol, que es la sustancia que posee actividad terapéutica. Contamos para ello con instrumentos modernos que son los mismos que se emplean en todo el mundo con este fin”, destacó el científico.

“Sería interesante montar un proyecto cooperativo entre los Departamentos de Investigación mencionados de la FCQ con la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria, que es el ente autorizado a fiscalizar la investigación sobre el tema de acuerdo a la Ley promulgada, de tal manera que en el futuro pueda ser comercializado en el país un producto obtenido localmente”, concluyó Alvarenga.

Lo primero que se podría hacer es un relevamiento de las características botánicas del cannabis que crece en el Paraguay y luego determinar la composición química del extracto conocido como “aceite de Cannabis”. (Flickr)

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,86 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here