5 min. de lectura

 

La indumentaria es una construcción social y cultural, globalizada e industrial pero a la vez tradicional y artesanal, que pretende como mayor objetivo ser cómoda para el uso humano.

A pesar de los diferentes métodos que el diseñador siga consciente e inconscientemente, el resultado será el mismo: un producto que satisface la necesidad del usuario al que se dirige.

La indumentaria es un lenguaje que siempre transmite algún mensaje; para Mizrahi (2008) la prenda es articulada sobre el cuerpo y devienen formas simbólicas a través de las cuales se confecciona la propia identidad. La indumentaria en sí misma es un símbolo, una creación humana a partir de la que se ordenan y expresan sentimientos, deseos y pensamientos.

Este hecho puede verse reflejado localmente en campañas como “Derechos Humanos Paraguay” en 2014. La misma contó con la participación de 13 diseñadores nacionales que buscaron plasmar en sus creaciones un derecho humano. El eslogan “los derechos humanos son para protegerte” evocaba una de las primeras razones por las que el ser humano comenzó a vestirse: para protegerse.

Otra campaña representativa fue la de “Por la no violencia hacia la mujer” de la marca de diseño de autor Fauvè Gaubbè que, con los hashtags #TambiénEsViolencia y #25NPy, se pronunció contra este problema social, teniendo en cuenta las altas tasas de feminicidios ocurridos durante 2017.

Un ejemplo más de que la indumentaria transmite conceptos puede verse en la edición “Mujeres revolucionarias” de la revista High Class. A través del estilismo de seis diseñadores homenajearon a las mujeres que dejaron un legado a la humanidad.

Pero la indumentaria no solo es un mensaje, símbolos. Es una prenda física que tiene detrás una larga lista de pasos y diferentes métodos que intervienen en el proceso de creación.

Un caso de proceso de diseño

Es de gran relevancia el artículo tomado como caso, “Reflexões sobre o uso de metodologias de projeto de produto no desenvolvimento de coleção de moda” 2013), cuya autoría principal es del Centro Universitário Ritter Dos Reis, ya que en la investigación se identificó que existen más metodologías de diseño general de producto que de diseño de moda propiamente.

Se cita como autores de metodologías de moda a Jones (2005), Treptow (2007) y a Surger y Udale (2007), y se utiliza la metodología de diseño de producto del autor Bonsiepe (1984).

Cada autor tiene varias etapas de proceso de diseño. Los mismos fueron estudiados, interpretados y adaptados. Luego se desarrolló una propuesta de colección de prendas deportivas en la que se combinaron los métodos de Treptow (2007), Sorger y Udale (2007) y Bonsiepe (1984). El proyecto de diseño fue dividido en nueve etapas.

Etapa 1: Problematización y estructura

Se responden interrogantes basadas en la colección. A la vez, se estructura a la misma.

Interrogantes:

  • ¿Qué? Responde lo que se desarrolla y se abarca brevemente la finalidad, el usuario y lo que éste desea.
  • ¿Por qué? Explica detalladamente la razón por la que se realiza la colección, las necesidades del usuario y la importancia de cubrirlas.
  • ¿Cómo? Detalla los métodos o procesos creativos y técnicos que se utilizarán en el desarrollo de la colección.

Estructura:

  • Producto: descripción de los tipos de prendas y las ocasiones de uso de las mismas.
  • Público: quiénes serán los usuarios y sus necesidades.
  • Mercado: lugar de producción y venta de los productos.
  • Materiales: detallar elementos, características y cualidades de los tejidos a utilizar, así como el lugar de origen de los mismos.
  • Proceso de fabricación: la parte técnica de los procesos de diseño, modelado (moldería), corte textil, máquinas de coser según las necesidades específicas de los diseños y textiles, así como los acabados.

Etapa 2: Análisis

  • Realización de análisis para conocer la evolución histórica de las prendas, así como verificar qué productos se venden en el mercado;
  • Análisis de funcionalidad, de morfologías de las prendas claves de la colección;
  • Análisis de uso a través de investigaciones de campo: observar a los usuarios en diferentes situaciones y lugares, conversar sobre aspectos positivos, negativos y las razones de compra de las prendas

Etapa 3: Requisitos

Con base en los resultados de los análisis y en los parámetros metodológicos y proyectuales, además de los objetivos de la colección, los requisitos y factores más necesarios y de mayor destaque fueron:

  • Prendas confortables (factor ergonómico)
  • Prendas con referencias de moda (factor antropológico)
  • Tener por lo menos una prenda por tipología en diferentes tejidos (factor tecnológico)
  • Los requisitos del factor mercadológico fueron ventas en tiendas y departamentos especializados, utilización de una marca registrada y la creación de un grupo de prendas que formen una minicolección mensual; esto para tener disponibles variedades para la combinación de las piezas y así evitar aburrir al usuario.

Etapa 4: Se define la marca

Las marcas ya establecidas constantemente deben realizar autoevaluaciones sobre si la imagen que proyectan aún es válida para el usuario al que se dirigen, ya que como escribe Treptow (2007): “Una marca puede influenciar la compra de un producto”.

Este hecho es muy visto en el mercado de prendas de masas (grandes cantidades de la misma tipología de prenda) en las que varias marcas pueden ofrecer prendas muy similares en tipologías, tejidos y diseños de estampados.

Sin embargo, la afinidad que el consumidor tenga por cierta marca hace de diferenciador en la decisión de compra, teniendo en cuenta siempre el factor monetario; para validar esto sólo hace falta pensar en lo que cada uno piensa y siente a la hora de decidir entre una prenda y otra.

Etapa 5: Mood Board – Panel de tendencias – Inspiración

Se trata del compilado de información que ayudará a identificar tendencias. Suele ser representativo de la colección con referencias de colores, temas, formas, público y uso.

Toda esta información debe ser transformada en propuestas de diseño según el objetivo de la marca.

Mood board de la colección. (Fuente: Reflexões sobre o uso de metodologias de projeto de produto no desenvolvimento de coleção de moda).

Etapa 6: Carta de colores

Se dividen en colores básicos (atemporales como blanco, negro, plomo, azul marino y gris), y colores de moda del momento (los definidos por la empresa Pantone para cada temporada).

Los colores escogidos para la colección deben ir acorde al concepto del tema, la marca, y tienen que ser combinables entre sí.

Etapa 7: Definición de prendas básicas

Prendas de diversas tipologías tanto superior (torso) como inferior (cintura y piernas), disponibles todo el tiempo, deben ser combinables con las prendas de moda y vanguardia, cuya disponibilidad estará sujeta a los cambios de tendencias.

Etapa 8: Generación de alternativas

Determinar variantes de las prendas, composiciones y combinaciones entre las mismas.

Generación de alternativas. (Fuente: Reflexões sobre o uso de metodologias de projeto de produto no desenvolvimento de coleção de moda).

Etapa 9: Definición y detalle

Luego de definir los diseños a materializar se elaboran las fichas técnicas en las que se definen las materias primas, desarrollo de etiquetas para las prendas así como una que sea informativa de la colección.

Los siguientes pasos son: realización de las prendas (moldería, corte, unión/costuras), acabados textiles (limpieza, planchado), empaque, presentación de los diseños (desfiles, exposiciones, etc.), ventas y seguimiento para los casos de diseños personalizados.

Parte de este proceso puede verse en el siguiente video de la diseñadora paraguaya Ilse Jara, en donde se detalla todo el proceso de la creación de su colección Celloscope, desde los bocetos de los diseños hasta la presentación al público.

El artículo citado demuestra claramente que el nacimiento de un diseño no es simple.

Por más que el diseñador local no siga el mismo proceso metodológico descrito en el texto, posee una estructura de pasos determinados por la práctica profesional y por lo que la marca o el diseñador desea transmitir.

Ciertamente, a pesar de que existan metodologías para el proceso de la creación de una colección, este orden no es obligatorio.

Las necesidades del usuario van mutando y el diseñador debe adaptarse a ellas, por lo que tendrá que hacer saltos o alterar ciertos órdenes del proceso para satisfacerlas. El orden de los factores, en ciertos casos, podría no alterar al producto obtenido, ya que al final de cuentas el resultado final será la sumatoria de los procedimientos.

Lo que no hay que perder de vista es que el diseño será resultado de un proceso largo con la única finalidad de satisfacer la necesidad de su usuario.

 

Referencias

  • Mizrahi, A. (2008). Indumentaria como confección de identidad en el arte contemporáneo. Barcelona: Universidad Autónoma de Barcelona. Disponible en https://ddd.uab.cat/pub/disturbis/disturbis_a2008n4/disturbis_a2008n4a5/Mizrahi.html
  • Silveira Horn, B (2013). Reflexões sobre o uso de metodologias de projeto de produto no desenvolvimento de coleção de moda. Disponible en http://www.revistas.udesc.br/index.php/modapalavra/article/view/3482
  • Bonsiepe, Gui e outros (1984). Metodologia Experimental: Desenho Industrial. Brasília: CNPq/Coordenação Editorial.
  • Jones, Sue Jenkyn (2005). Fashion design: manual do estilista. São Paulo: Cosac & Naify.
  • Sorger, Richard; Udale, Jenny (2007). Principios básicos del diseño de moda. Barcelona: G. Gili.
  • Treptow, Doris (2007). Inventando moda: planejamento de coleção. 4. ed. Brusque: Ed. do Autor.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 5,00 de 5)
Compartir artículo:
Artículo anteriorGámez: sensacionalismo con superluna evidencia seudociencia en los medios
Artículo siguienteDon Ramiro
Aida Noemí Flecha Villamayor es paraguaya, licenciada en Diseño de Indumentaria Escénica y Urbana por la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Docente del Instituto Superior de Arte "Dra. Olga Blinder" de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte de la UNA. Egresada del primer Seminario de Divulgación Científica de Ciencia del Sur; participó de la XI Jornadas de Jóvenes Investigadores de la UNA y del XXV Jornadas de Jóvenes Investigadores AUGM 2017, obteniendo una mención en la modalidad presentación oral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here