3 min. de lectura

 

¿Podemos abordar al arte a través de la ciencia? El Dr. Gustavo E. Romero considera que sí y va mucho más allá. El astrofísico del Instituto Argentino de Radioastronomía  y divulgador de Ciencia del Sur escribió un artículo académico titulado Outline of a theory of scientific aesthetics o Esbozo de una teoría científica de la estética que fue recientemente aceptado en la revista interdisciplinaria Foundations of Science.

El trabajo propone un estudio científico del arte, partiendo de la base de que el arte no es una ciencia, pero sí puede estudiarse todo lo relacionado a ella. Según el científico, la experiencia estética es muy compleja, por lo que debe ser abordaba también por la psicología, la sociología y las neurociencias.

Para Romero, quien está más acostumbrado a trabajar con agujeros negros, no existen cosas bellas en sí, sino que se estiman bellas a partir de un sistema de valores estéticos que posee un sujeto.

El profesor Romero, además de su trabajo en astrofísica relativista, ha realizado estudios de filosofía en los últimos años, tomando como guía a la filosofía científica.

El Dr. Gustavo E. Romero frente a la tumba del filósofo Arthur Schopenhauer, en Alemania. (Cortesía)

-¿Se puede pensar en una estética basada en la ciencia?

Sí, claro. La estética es la teoría del arte, y el arte es el producto de una actividad humana. La ciencia puede estudiar los procesos realizados por los humanos en cualquier orden. El arte en sí no es científico, pero el estudio de cómo es producido y en qué se basa sí puede serlo.

-¿Plantea que se pueda estudiar estética?

Como decía antes, la estética es teoría del arte. Se ocupa de cuestiones como ¿Qué es la experiencia estética? ¿Qué es una obra de arte? ¿Cómo se producen esas obras? ¿Son objetos materiales o conceptuales? ¿Pueden existir independientemente de los seres humanos? ¿Qué condiciones debe satisfacer algo para que digamos que es bello?

¿Cuál es la relación entre valor estético y belleza? Y muchas otras preguntas por el estilo. Ciertamente, para responder a estas preguntas hay que investigar artistas, obras de artes, movimientos sociológicos, y mucho más.

-¿Desde qué punto de vista podemos unir a escultores griegos clásicos, Oscar Wilde, Robert de Niro y Albert Einstein?

Los individuos que menciona han producido objetos, ya sea materiales como esculturas, o conceptuales como teorías y obras literarias, que han provocado experiencias estéticas en muchas personas. Lo mismo puede decirse de las actuaciones e interpretaciones de un actor.

Hay un valor estético que se puede asignar al resultado del trabajo de esas personas.

No es necesario ser un artista consciente o intencional para producir objetos de apreciación estética. La experiencia está en la base de nuestro juicios de valor artísticos. La clarificación de la naturaleza de esta experiencia requiere usar, entre otras, las herramientas de la ciencia.

-¿Qué exactamente podríamos cuantificar o cualificar con la ciencia en el arte?

Lo primero que se debe investigar es la clase de procesos cerebrales asociados a la experiencia estética. Ésta tiene patrones comunes que pueden ser revelados a través de estudios no invasivos utilizando resonancia magnética y encefalografía de sujetos expuestos a diferentes estímulos estéticos.

Los estudios existentes revelan que la experiencia estética es compleja, con activación de áreas sensomotoras, áreas subcorticales, y estimulación de la amígdala y la ínsula. Ciertas experiencias estéticas modifican también la química del cerebro, liberando endorfinas y alterando los niveles de dopamina. La experiencia estética parece ser extremadamente compleja, con diferentes niveles, y altamente dependiente del estado del sujeto.

Por otro lado, la ciencia puede investigar los aspectos sociológicos de los movimientos artísticos, así como las relaciones psicológicas involucradas en las interacciones artista-público, y muchas cosas más.

-¿Podríamos sugerir alguna definición de arte y de estética bajo la filosofía científica?

Claro. El arte es el resultado de una actividad humana tendiente a producir experiencias estéticas. El concepto de arte es complejo y requiere, en su formulación más rigurosa, especificar muchos aspectos diferentes. En mi trabajo propongo 11 aspectos básicos para una caracterización formal. Esa propuesta, como toda propuesta relacionada con la ciencia, es provisional y perfectible a la luz de la experiencia.

-¿Su teoría científica de la estética sigue alguna tradición filosófica?

Sí. Es materialista, porque considera que el arte es un producto humano que no existe independiente de los individuos que lo producen y aprecian. Y es ficcionalista, porque considera que los valores estéticos son ficciones creadas por los seres humanos para guiarse en sus apreciaciones estéticas. Considero que no hay cosas bellas en sí, sino que hay cosas estimadas bellas por alguien respecto a algún sistema de valores estéticos.

-¿Podría esta filosofía cambiar la visión en la crítica literaria o crítica del arte, por ejemplo?

Sí. Creo que puede ayudar a los críticos a hacer valoraciones más conscientes, con mención explícita de los valores estéticos adoptados y la justificación de los mismos. En mi propio trabajo muestro ejemplos concretos de cómo los críticos a veces no han comprendido el valor estético de ciertos objetos en determinado momento por falta de perspectiva.

-¿Por qué publicó en Foundations of Science?

Porque entiendo que allí los criterios para aceptar un artículo son suficientemente rigurosos. En muchas revistas de arte y estética las contribuciones son meras opiniones subjetivas.

-¿Quiénes deberían leer este artículo?

Artistas que quieran entender mejor su trabajo, sus inspiraciones, y el contexto de lo que hacen. Científicos que quieran valorar aspectos estéticos de sus teorías. Toda persona que se haya preguntado alguna vez qué significa decir que algo es bello.

-¿Qué recomienda a los posmodernistas que siguen ninguneando a la ciencia para conocer la realidad?

Que estudien más y hablen menos.

Una conferencia habitual del profesor Romero sobre nacimiento de galaxias y rayos cósmicos. (Cortesía)

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (41 votos, promedio: 4,02 de 5)

Compartir artículo:

6 Comentarios

  1. Me parece que, tal vez, por tratarse de una entrevista (en la que las respuestas con frecuencia se improvisan y no se editan), hay demasiados prejuicios en esta entrevista. Por supuesto que la experiencia estética puede ser estudiada por la ciencia, aunque lo estético no es necesariamente lo bello. Por otro lado se desatienden aspectos que hacen al campo específico de la teoría literaria y del arte.

  2. Estimado DC,

    No se a que prejuicios se refiere. Sin embargo, es claro que una entrevista no es un artículo. No sostengo que lo estético sea necesesarianente bello. Para ver las definiciones correspondientes, vaya al artículo. Lo encontrará en Academia.edu.

  3. Es un artículo muy interesante desde el punto de vista planteado. El arte al ser producido por los humanos involucra a la ciencia que se encarga de estudiarla, por lo tanto de convierte en un hecho científico.

  4. Creo radicalmente que este astrofísico debería concentrase mas por su relatividad cósmica , por ende cabria decir que las artes es puramente subjetiva ,y que si introduciendo la “rigurosidad objetiva” a las artes caería bajo el manto de la objetividad pura en contraposición a lo subjetivo , ya decía schopenhauer “que deberíamos dejar de tratar a la filosofía y las artes como una tabla de multiplicar ” estoy de acuerdo con este profesional con respecto al juicio ya emitido “las artes no son ciencias , pero es un estudio de la ciencia” .Esto antes que todo ya fue planteado por Kant con sus juicios teleológicos .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here