3 min. de lectura

 

Guyra Paraguay cumple 20 años de vida. En ese trayecto, muchas fueron las colaboraciones entre instituciones del extranjero. Nuestra organización tiene un grupo de “socios”, sea por la red de BirdLife International (unos 120 a nivel mundial), de World Land Trust o de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), como así también los socios de WWF o de Conservation International, o de American Bird Conservancy o de Rainforest Trust.

Todas estas organizaciones mundiales tienen socios o miembros con los cuales interactuamos. Alguna vez encontramos un nicho para ir más allá de las fronteras nacionales y desde Paraguay ayudar a conservar naturaleza en otros países: en Uruguay, Kenia, Venezuela, Perú, y otros, pero la decisión de la Junta Directiva fue no hacerlo como “Guyra Paraguay” sino trabajar con un socio filosóficamente y estructuralmente similar y así fortalecer las organizaciones de la sociedad civil, y eso fue lo que hicimos.

Trabajamos en Kenia con Nature Kenya, en Venezuela con Provita, en Uruguay con Aves Uruguay, y así sucesivamente. Guyra Paraguay es conocida regional e internacionalmente. Y este reconocimiento nos ha llevado a poder evaluar sitios de importancia para conservar la naturaleza en los Andes Tropicales, o en áreas de manglares, o la evolución de las praderas asistidas en Kazajistán.

Con nuestros socios en Brasil, Uruguay y Argentina hemos creado hace 11 años la Alianza de Pastizal para hacer que las amenazas a los pastizales naturales o pampas se puedan transformar en oportunidades para el crecimiento conjunto en dos caras de la misma moneda (conservación y producción), basados hoy en la carne, pero que también significa trabajo en agricultura, plantaciones forestales y otras.

Nuestros socios en los tres países ya están exportando carne producida de manera que conservan los pastizales naturales. Guyra Paraguay tiene un rol importante en redes hemisféricas y globales, tomando el liderazgo en diferentes temas. El Banco Interamericano de Desarrollo le confió a nuestra organización la implementación de un proyecto de sanidad forestal en los países del Mercosur Expandido (que incorpora a Chile y Bolivia) y ese proyecto que significó trabajar con seis gobiernos fue un gran aprendizaje desde el punto de vista de administración de recursos financieros y coordinación con las autoridades de estos países.

Guyra trabaja para conservar las especies, los sitios en donde se encuentran y los paisajes y hábitats donde se encuentran esto sitios. Todo lo que tenga que ver con la naturaleza, especies y sus poblaciones, las unidades sobre el terreno en las que se encuentran (sean urbanos o rurales), y los paisajes donde se encuentran esos sitios son nuestro objetivo. Para ello usamos geotecnologías, educación y concienciación, trabajo social y monitoreo; quizás somos la organización nacional que más información tiene sobre los elementos de la naturaleza.

Para todo esto tenemos proyectos que se centran en especies como los proyectos con yaguaretés, o para el loro vinoso, o para el chopi saiyú; o proyectos que tienen que ver con sitios, como San Rafael (Kanguery/Guyra Reta) o Tres Gigantes, o los pastizales del sur en la zona de influencia de la represa Yacyretá.

Colocación de cámara-trampa para capturar imágenes de especies en su hábitat natural. (Guyra Paraguay)

También elaboramos proyectos que tienen que ver con los paisajes, como el monitoreo del bosque chaqueño, o agua en superficie en el territorio nacional, o los focos de calor o incendios, como así también políticas de cambio climático, sea para mitigar o para adaptarnos a los cambios que suceden.

Fomentamos el aviturismo como así otras formas de hacer uso de la naturaleza para producir y generar riqueza, como los proyectos de producción de arroz que llevamos en conjunto con Colombia, o haber sido socios fundadores de la Mesa Redonda de la Soja Responsable (hoy RTRS).

Los paisajes naturales son importantes para conservar la biodiversidad, pero aun si logramos conservar 10 o 20% de la naturaleza en términos de superficie, la supervivencia del ser humano estará ligada al otro 90 u 80% donde nos dedicamos a producir y vivir, por ello es importante “integrarnos” con la naturaleza.

Paraguay es un país que básicamente funciona gracias a su clima y sus recursos naturales como agua, suelo y biodiversidad. Si no fuese así, no tendríamos los niveles que tenemos de producción de carne y soja, o de energía eléctrica y el potencial adicional.

Tenemos la obligación de cuidar la base de dicha economía. Además, existe una obligación moral de no destruir lo que la naturaleza ha creado. La naturaleza no se equivoca, son millones de años de evolución, y si en un lugar creció un bosque es porque la aptitud del terreno es para bosque, no para criar herbívoros.

Si no hubiese sido así, tendríamos grandes herbívoros deambulando por nuestras tierras (como ocurre en África). Es muy soberbio de nuestra parte enviar un mensaje diciendo que la naturaleza se equivocó y aquí debería haber ganado en lugar de árboles. Si no nos educamos, si no conocemos, difícilmente podamos apreciar, y si no apreciamos no vamos a conservar nada.

Cuando nos demos cuenta habremos destruido lo que la naturaleza nos brindó y luego, ¿qué haremos? La extinción es para siempre y volveremos a repetir la historia. Paraguay es famoso por el ka’a he’ẽ, por la Stevia. Qué pena que ya no la podamos encontrar en la naturaleza y que otros países hayan sido más inteligente llevándose el material genético para reproducirla. No valoramos lo que ha evolucionado en nuestras tierras. Aun así, todavía es larga la tarea y el trabajo que tenemos por delante.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 3,00 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here