3 min. de lectura

Por Nadia Sosa Dorigoni ∗∗

En el mundo, cada 2 minutos muere una mujer a causa del cáncer de cuello de uterino. En Paraguay, según datos del ICO HPV Information Centre, anualmente 1022 mujeres son diagnosticadas con cáncer de cuello uterino y 439 mueren de la enfermedad, mientras que en los hombres el porcentaje es drásticamente menor.

Un virus silencioso que se encuentra en casi el 80% de la población mundial sexualmente activa es el principal agente causal de ésta desdicha.

El Virus del Papiloma Humano (HPV) se encuentra en el podio de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes. Es tan común que solo se necesita una pareja sexual para estar expuestos al contagio. Y es tan fácil el contagio que, si bien el preservativo reduce en gran medida los riesgos, no tiene la capacidad de protegernos en su totalidad, ya que a diferencia del VIH que se contagia por fluídos, el Papiloma es un virus ágil que solo necesita del más mínimo contacto de piel a piel para saltar a otro cuerpo en busca de sus células preferidas: las células epiteliales escamosas

El HPV reposa en las células epiteliales escamosas que se hallan en la faringe, lengua, amígdalas, vagina, vulva, pene, escroto y ano. Pero su lugar favorito es el cuello uterino. Siendo este último el segundo cáncer más común a nivel mundial; tanto es así que según reportes de la Organización Mundial de la Salud  (OMS), solo en el 2012 ha producido 266.000 muertes y cada año se reporta aproximadamente 500.000 nuevos casos.

Actualmente casi el 100% de los casos de cuello uterino están relacionados con el HPV, a diferencia de los hombres, en quienes se observa un porcentaje drásticamente menor. Solo el 10 % de los tumores relacionados con el HPV afecta a éste género.

La vacuna y la detección temprana: los grandes frentes contra el cáncer

Campaña de educación sexual de la estadounidens Coalición Nacional contra le Cáncer Cervical. (NCCC)

“A partir del año 2013 contamos en el país con la vacuna de virus de papiloma humano tetra-valente (HPV 16, HPV 18, HPV 6, HPV 11),  la cual protege contra HPV 16,18 causante en nuestro país de aproximadamente el 70% de los casos de cáncer de cuello uterino, por tanto, esperamos que con el correr de los años se visualice un impacto en la reducción de casos de cáncer de cuello uterino en Paraguay”, explica la Dra. Laura Mendoza Torres, investigadora del IICS y Premio Nacional de Ciencias 2014 por una de sus tantas investigaciones que tiene como objeto de estudio al Virus del Papiloma Humano.

Por su parte, el Doctor Alcides Chaux, otro investigador paraguayo que ha publicado sobre el tema en revistas de alto impacto y actual Director de Investigación y Divulgación Científica de la Universidad del Norte (UniNorte), explicó a Ciencia del Sur que con la aplicación de la vacuna se podrá observar una disminución de infección por HPV y con la detección temprana a través de los controles de rutina como el papanicolau y la intervención precoz de las lesiones se podrá disminuir la incidencia del cáncer de cuello uterino.

Con respecto a la prueba del Papanicolau, Chaux puntualiza que “El PAP no detecta la presencia del virus pero detecta los cambios morfológicos asociados a la infección por el virus. El virus puede estar presente en el cuello uterino, pero esto no significa que haya infectado a las células epiteliales y si las infectó no significa que esa infección pueda ser potencialmente peligrosa. Hay una serie de variables que se debe considerar”.

Esto quiere decir que tener el virus no implica tener cáncer, de hecho muchas infecciones desaparecen por sí solas gracias al trabajo del sistema inmunológico del cuerpo.

Programa de vacunación en Paraguay

“Todas las niñas nacidas en el 2007 deberán recibir dos dosis contra el HPV con 6 meses de separación entras las dosis”, dice el Estado paraguayo.

El Ministerio de Salud a través de su Programa Ampliado de Inmunización, cuenta con una vacuna gratuita dirigida a niñas nacidas en 2007, cuya aplicación puede efectuarse en los centros de salud y en las escuelas públicas. De igual manera la aplicación de la vacuna es recomendable y eficaz para todas las personas antes de llegar a la edad reproductiva, e incluso, algunos sugieren la aplicación hasta los 26 años; aunque en este rango de edad la eficacia disminuye.

El precio y la aplicación de la vacuna en sus tres dosis en las clínicas privadas  es de Gs. 3.000.000 (unos US$ 537).

Muchas veces el hombre actúa de reservorio y transmisor, por ello cada vez más expertos sugieren que los niños también deberían vacunarse. De hecho, la mayoría de los países desarrollados lo incluyen en su programa de vacunación. “Se tienen que tomar en cuenta a todos los involucrados en el acto sexual. Vacunarle solamente a las mujeres no va a cambiar significativamente todo el cuadro porque igual seguirá habiendo el HPV en los hombres”, finalizó el Dr. Alicides Chaux.

Un combate eficaz contra el HPV se ataca desde múltiples perspectivas: Educación sexual y vacunación a todos y todas. En Paraguay la batalla la empezaron las mujeres. ¿Cuándo se hablará de los hombres?

∗ Artículo ganador de los trabajos presentados en el Seminario de Comunicación Científica Digital de la Agencia Sudamericana de Informaciones y Noticias Científicas y Tecnológicas y Ciencia del Sur.

∗∗ Nadia Sosa es periodista. Se desempeña como comunicadora institucional en la Sociedad Científica del Paraguay y es egresada de la primera promoción de divulgadores de Ciencia del Sur.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (19 votos, promedio: 4,79 de 5)
Compartir artículo:

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here