Alfred Nobel, de “Ángel de la Muerte” a filántropo mundial

2
885
3 min. de lectura


Alfred Bernhard Nobel nació el 21 de octubre de 1833 en Estocolmo, Suecia y falleció el 10 de diciembre de 1896 en San Remo, Italia. El papá de Alfred, Immanuel Nobel fue un ingeniero e inventor que no había tenido éxito con los negocios hasta que se mudó a San Petersburgo, Rusia en 1837. Aquí prosperó económicamente como productor de explosivos.

Esta buena situación económica permitió a Alfred acceder a una buena educación y a la edad de 16 años hablaba inglés, francés, alemán, ruso y sueco. En 1850 Alfred viajó a París donde estudió química y a su retorno a Rusia trabajó en la fábrica de su papá, la cual proveyó de equipo militar durante la guerra de Crimea. Cuando el conflicto bélico terminó, el negocio de su papá quebró y así retornaron todos a Suecia.

En 1862 Nobel construyó una pequeña fábrica para producir nitroglicerina, la cual era tan inestable que su manejo era difícil, por lo que se puso a investigar una manera de hacer que la detonación fuera controlable. En 1863 inventó un detonador que le dio popularidad como inventor y fue el inicio de su carrera como productor de explosivos.

Alfred inventó la dinamita y en 1867 consiguió patentarla en Gran Bretaña y también en Estados Unidos, pero en 1868. La dinamita le dio fama mundial y ha sido usada para la explosión y creación de túneles y vías. En la década de los 70 y 80 del siglo XIX el inventor se dedicó a crear una red de fábricas para producir dinamita en toda Europa. Al momento de su muerte Alfred tenía 355 patentes alrededor de todo el mundo.

Debido a que su invención ha causado numerosas muertes, Nobel llegó a ser conocido como el “ángel de la muerte”. Este sobrenombre aparentemente fue uno de los motivos por los cuales Alfred decidió dejar parte de su fortuna para la creación de los Premios Nobel.

Premio Nobel

El inventor y filántropo Aldred Nobel. (WikiCommons)

El inventor dejó un escrito para el final de su muerte, permitiendo que se implantara años después los prestigiosos galardones que llevan su nombre. Lo escribió en 1895, 13 meses antes de morir. La parte final del testamento de Alfred dice así:

“El capital invertido en valores por mis ejecutores deberá conformar un fondo, cuyo interés deberá ser distribuido anualmente en la forma de premios a aquellos que, durante el año precedente, hayan otorgado el beneficio más grande a la humanidad.

El interés deberá ser dividido en 5 partes iguales, como sigue: una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento o invención más importante en el área de física; una parte a la persona que haya hecho el mejoramiento o descubrimiento químico más importante; una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento más importante en el dominio de la fisiología o medicina; una parte a la persona que haya producido, en el área de literatura, el trabajo más extraordinario en una dirección ideal; y una parte a la persona que haya hecho el mejor trabajo para la fraternidad entre naciones, para la abolición o reducción de armadas y para la celebración y promoción de congresos de paz.

Los premios para física y química deberán ser otorgados por la Academia de Ciencias Sueca; para fisiología o medicina por el Instituto Karolinska de Estocolmo; para literatura por la Academia en Estocolmo, y para la paz por un comité de cinco personas a ser elegidas por el Parlamento Noruego. Es mi deseo expreso que para la concesión de los premios no se dará ninguna consideración a la nacionalidad de los candidatos, sino que el más merecedor deberá recibir el premio, sea escandinavo o no”.

Alfred Nobel

El Premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel fue establecido en 1968 y es otorgado por la Real Academia de Ciencias de Suecia.

Ciertamente, las áreas cubiertas por los premios reflejan los intereses que Alfred tenía en vida. Era químico, le interesaba la física, la fisiología y llegó a escribir novelas, obras de teatro y poemas.

Una figura controversial

Alfred es una figura contradictoria y controversial. Era un hombre brillante, idealista y culto, quien ha creado explosivos utilizados en conflictos armados, y al mismo tiempo estableció los premios más prestigiosos del mundo. Se convirtió en uno de los grandes filántropos, cuya obra permanece hasta el siglo XXI.

Quizás no exista premio que supere a la curiosidad innata del ser humano, pero mientras tanto existen los Premios Nobel que desde 1901 nos inspiran a continuar beneficiando a la humanidad.

El portal oficial de los premios cuenta las horas y minutos en que se anuncian a los nuevos galardonados. (NobelPrize.org)

Fechas de anuncio de los Premios Nobel 2017 (en hora paraguaya)

Lunes 2 de octubre: Premio Nobel de Fisiología o Medicina (6:30 am)

Martes 3 de octubre: Premio Nobel de Física (6:45 am)

Miércoles 4 de octubre: Premio Nobel de Química (6:45 am)

Viernes 6 de octubre: Premio Nobel de la Paz (6:00 am)

Lunes 9 de octubre: Premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel (6:45 am)

La fecha de anuncio del Premio Nobel de Literatura se dará a conocer más adelante.

El anuncio de los Premios Nobel es transmitido en vivo en su portal oficial. Desde Upsala, estaremos acompañando los anuncios, con algunas notas para Ciencia del Sur.

Como dirían en Los Juegos del Hambre: May the odds be ever in your favor!

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, promedio: 4,67 de 5)
Compartir artículo:

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here