1 min. de lectura

 

El 15 de julio del presente año falleció a los 40 años Maryam Mirzakhani, primera mujer en ganar la medalla Fields, el más prestigioso premio en matemática. Maryam Mirzakhani se destacó por sus trabajos en dinámica y geometría, más específicamente el estudio de los espacios de moduli de las Superficies de Riemann.

Sistemas dinámicos es el área de la matemática que estudia sistemas que evolucionan con el tiempo, por ejemplo: el clima, el movimiento de los astros, la dinámica de gases, etc.

El objetivo del área es obtener resultados cualitativos sobre el comportamiento del sistema con la menor información posible, por ejemplo: saber si el sistema tiene órbitas periódicas, qué tan caótico puede ser el comportamiento de una órbita del sistema, cuál es su comportamiento en promedio.

Mirzakhani obtuvo grandes resultados sobre el crecimiento de geodésicas simples en superficies de Riemann, esto ya en su tesis de doctorado en la Universidad de Harvard, que le dieron reconocimiento internacional. Sin duda su muerte prematura es una gran pérdida para la comunidad matemática.

Pese a su corta edad sus trabajos y resultados tuvieron y tendrán un gran impacto en el futuro del área de sistemas dinámicos.

Medalla Fields realizada por Stefan Zachow, para la Unión Internacional de Matemática. (WikiCommons)

En 2014 le fue otorgada la medalla Fields, junto con otros colegas. Este premio es entregado cada 4 años a 4 matemáticos menores de 40 años por sus aportes a la ciencia matemática. Es considerado el mayor premio en matemáticas, que a diferencia de otros premios en ciencias, como el Nobel, es dado a jóvenes científicos.

Quien gana este premio se convierte en una especie de “celebridad” en la comunidad y el ser entregado a una joven edad fomenta el desarrollo temprano de los “genios matemáticos”, a diferencia de otras ciencias donde los más importantes premios son entregados al final de carrera.

Este premio fue instituido en 1936 y Mirzakhani no solo fue la primera mujer sino la primera iraní en ganarlo. En matemática la gran mayoría de los científicos son hombres, fenómeno que muchos adjudican a que en las escuelas inconscientemente se motiva más a los hombres a esforzarse en matemática y a las mujeres en las áreas de ciencias humanas y sociales.

Si bien en los cursos de graduación en matemática la proporción de hombres y mujeres no es muy diferente, la mayoría de las mujeres luego se dedica a la docencia. Esto puede notarse porque el porcentaje de mujeres es mucho menor que el de hombres en cursos de maestría y doctorado.

Como en varias otras situaciones, un ambiente predominantemente masculino también dificulta el interés de las mujeres a entrar en esa área. Actualmente se discute mucho este tema y existen varios movimientos que buscan aumentar el interés de las mujeres en matemática. Mirzakhani se convirtió en un ejemplo y motivación para varias mujeres en este sentido.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (17 votos, promedio: 4,71 de 5)

Compartir artículo:

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here