3 min. de lectura
La Dra. Inocencia Peralta es la actual directora de la Dirección General de Investigación Científica y Tecnológica de la UNA. (Imagen: DGICT/UNA)

Según la Dra. Inocencia Peralta, directora de Investigación de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), los estudiantes y egresados de la principal universidad del país están muy interesados en seguir la carrera de investigador en el Paraguay. Sin embargo, en los últimos años el Gobierno ha venido recortando enormemente los fondos para las universidades públicas, lo que dificulta extender o sostener los programas para ciencia y tecnología con recursos propios.

Peralta inauguró este miércoles 12 las conferencias centrales de las XI Jornadas de Jóvenes Investigadores de la UNA (JJIUNA) en compañía del rector Abel Bernal, de investigadores y estudiantes. Habló sobre la importancia del Programa de Jóvenes Investigadores, vigente desde 2007, que selecciona a los mejores trabajos científicos noveles de diversas áreas y que representan a la institución en eventos internacionales, además de ser publicados en revistas científicas.

Inocencia, que lidera la Dirección General de Investigación Científica y Tecnológica (DGICT) de la UNA, aseguró que existe una mayor demanda por parte de los jóvenes que quieren formarse como investigadores, pero que lamentablemente el Estado está recortando los fondos y esto dificulta sostener los programas de iniciación científica.

“Ahora más jóvenes quieren hacerse investigadores, están entusiasmados porque ven los resultados y el éxito, por ejemplo, de las JJIUNA, pero tenemos presupuesto limitado porque cada año el Gobierno recorta los fondos para las universidades públicas”, aseguró Peralta.

La Dra. Inocencia Peralta (i.) junto a la Dra. Yamila Miguel, durante las XI Jornadas de Jóvenes Investigadores. (DGICT)

Se calcula que el recorte para el periodo 2018, solo en la UNA sería del 5% (unos Gs. 54 mil millones, alrededor de USD $9,6 millones), lo que incidiría directamente en algunos programas y proyectos que tiene el centro de educación superior, incluyendo a la Facultad de Ciencias Médicas que dirige el Hospital de Clínicas. Sectores como el Rectorado tendrán recortes y ajustes en áreas como la infraestructura o compra de reactivos para investigaciones.

Para el periodo 2016, la Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso Nacional recortó unos Gs. 33 mil millones (USD $5,9 millones). El Ministerio de Hacienda no libera los fondos, lo que imposibilita la ejecución presupuestaria y le permite al sector burócrata del Gobierno recortar el dinero para la universidad.

La directora de investigación puntualizó que donde sí sale bien parada la universidad es en las convocatorias del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), que tiene proyectos grandes como ProCiencia y PRONII que inyectan dinero a la investigación y a los científicos, especialmente.

“Por un lado el Gobierno invierte en los proyectos de investigación, pero a la par recorta fondos a sus universidades públicas. Es un contrasentido. Para la creación de recursos humanos altamente capacitados en ciencia y tecnología necesitamos fortalecer nuestras universidades estatales”, aseguró la investigadora.

Peralta afirmó que actualmente las universidades, que son los principales centros de investigación, compiten con organizaciones no gubernamentales, fundaciones o empresas privadas donde no existe tanta burocracia o hay mayor dinamismo con los proyectos de investigación y desarrollo.

Este año se presentaron 154 trabajos de investigación en las Jornadas de Jóvenes Investigadores de la UNA. Todas las facultades, centros e institutos de la universidad participan de este evento. Los mejores trabajos serán seleccionados para participar de las Jornadas de Jóvenes Investigadores de la AUGM, que este año se realizará en la Universidad Nacional de Itapúa (UNI), al sur de Paraguay.

Sigan sus sueños

Por otro lado, las conferencias centrales estuvieron a cargo de los doctores Yamila Miguel, astrónoma de la Agencia Espacial Francesa, y Pedro Rocha, del Instituto Interamericano de Cooperación para la  Agricultura (IICA). La astrónoma le pidió a los jóvenes estudiantes que no desistan del sueño de ser científicos, que trabajen por conseguir sus objetivos.

“Sigan sus sueños y sigan lo que les gusta, al final, hay que hacer lo que a cada uno le guste”, puntualizó, a la vez de relatar la importancia de la astronomía para el conocimiento actual.

Yamila, una de las científicas de la misión Juno que está actualmente orbitando Júpiter, manifestó que se trata de entender cómo se originó la Tierra estudiando otros planetas. Agregó que Juno pretende averiguar de qué está hecho el planeta gaseoso, si tiene núcleo y cómo actúa su campo magnético.

Pedro Rocha y Yamila Miguel fueron los encargados de las conferencias centrales de las JJIUNA. (DGICT)

Miguel también se refirió al estudio de los exoplanetas, área relativamente nueva de la astronomía que busca planetas fuera de nuestro Sistema Solar. Por último, indicó que los grupos de aficionados a la astronomía de Paraguay deberían unirse para tratar de academizar esta ciencia, quizás a nivel de maestría, ya que se necesitarán más profesionales y científicos de varias áreas para realizar trabajos astronómicos en los próximos años.

Por su parte, Rocha aseguró que además de la investigación en ciencias agrícolas se necesita difundir esta área del conocimiento, puesto que existe alto grado de desinformación, especialmente en los medios de prensa y portales de internet, donde abundan “teorías de la conspiración” y mucha pseudociencia.

Indicó que no se debe satanizar la biotecnología, sino que entenderla como una herramienta al servicio de la humanidad que ya prestó enormes beneficios para la alimentación y salud de los humanos, pero también de animales.

Pedro puntualizó que la agricultura contemporánea también busca producir más y mejores alimentos, y que ahora tiene la posibilidad de mejorar la producción gracias a las innovaciones en biotecnología agrícola, por ejemplo. Lamentó, finalmente, que grupos pseudocientíficos tengan mucho espacio en los medios y en las diversas sociedades, lo que dificulta no solo el avance de la ciencia, sino también profundiza problemas económicos y sociales.

Agregó que para las investigaciones o proyectos de biotecnología se deben incluir, en muchos casos, a sociólogos y filósofos que orienten las iniciativas con enfoques más amplios.

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,71 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here