0 min. de lectura

Tradicionalmente, Estados Unidos se ha destacado por su fuerte apoyo a la ciencia, con inversiones que han llevado a nuestra posición como líder científico internacional.

Esta situación empieza a decaer, ya que otros países están haciendo grandes inversiones en ciencia con altas expectativas de beneficios académicos y económicos.

En particular, varios países de Asia oriental están emergiendo como líderes. Singapur es un pequeño país insular que tiene un gran compromiso con la ciencia.

China y Japón son también grandes inversores en ciencia.

La población de los Estados Unidos está dividida con respecto a la ciencia. Una gran parte de nuestra ciudadanía está bien informada y apoya mucho la ciencia.

Desafortunadamente, otra parte de nuestros compatriotas demuestra una falta de comprensión científica y cuestiona a menudo la validez de futuros compromisos financieros.

Dependiendo de cuál de estos dos campos controla el Gobierno, nuestra preeminencia científica puede decaer.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Compartir artículo:

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here